Saltar al contenido
Inicio » Cómo afecta la depresión en el cuerpo

Cómo afecta la depresión en el cuerpo

Gracias a los pésimos hábitos de salud, la depresión puede ser un precursor de patologías graves y crónicas, como mal crónico, diabetes tipo 2, anomalías de la salud cardiacas, artrosis, anomalías de la salud nefríticos y otras. La depresión prolongada asimismo puede conducir a pensamientos autodestructibles e inclusive al suicidio.

Según la OMS, hay cerca de 320 miles de individuos en el planeta con depresión. Conoce las secuelas directas sobre el organismo.

¿De qué manera te perjudica físicamente la depresión?

La depresión puede ocasionar serios estragos en tu cuerpo. Perjudica a distintas condiciones de salud física como:

  • Fatiga: Los patrones de sueño perturbados son bastante recurrentes en la gente que sufren este trastorno. La persona puede reposar poquísimo o bastante, afectando su historia día tras día en el trabajo, la vida familiar y las relaciones. Asimismo tiene la posibilidad de tener inconvenientes para conciliar el sueño o tener interrupciones del sueño y no poder mantenerse dormido.
  • Pérdida o incremento de peso: Varias personas tienen la posibilidad de presenciar ansias de comer, lo que les transporta a desatender su dieta y acrecentar de peso. Otros, por contra, tienen la posibilidad de perder el apetito y bajar de peso. En ocasiones estos cambios de peso son radicales y inesperados.
  • Disminución del nivel de energía: Es común la pérdida de interés en las ocupaciones que acostumbraba a gozar.
  • Pérdida del deseo sexual: uno de los más importantes síntomas de la depresión es la pérdida de la libido o interés por el sexo.
  • Esto se origina por una disminución de la serotonina, un neurotransmisor que contribuye a regular el deseo sexual. En el momento en que hay menos serotonina libre, el deseo sexual y la libido asimismo reducen.
  • Patología: La carencia de energía, la mala nutrición y la carencia de sueño complican que nuestro cuerpo combata la patología.
  • O sea provocado por altos escenarios de cortisol, debido al agobio que la gente con depresión acostumbran a presenciar. Se genera inflamación y se disminuye el recuento de glóbulos blancos, lo que puede debilitar el sistema inmunitario del cuerpo y su aptitud para batallar constipados, gripe u otras anomalías de la salud mucho más graves.
  • Mal: La gente que semejan deprimidas tienen la posibilidad de tener problemas, mal de espalda, fibromialgia. El mal y la depresión están íntimamente relacionados, el mal por un acontecimiento traumático puede ocasionar depresión, pero por su parte un individuo que padece de depresión puede presenciar dolores como los nombrados previamente.
  • Además de esto, la depresión acostumbra derivar en pésimos hábitos de salud en lo que se refiere a nutrición, ejercicio y calidad del sueño, lo que puede derivar en malestar físico y mal.

Mal y malestar físico La

serotonina y norepinefrina son 2 substancias cerebrales que moderan nuestro estado anímico y alteran la percepción del mal. La desregulación de estos químicos cerebrales lleva a cambios en de qué manera estamos, dando sitio a una cascada de señales físicas. Estos tienen dentro incremento del ritmo cardiaco, problemas, dolores de estómago, dolores de espalda, dolores de pecho, dolores musculares y presión arterial alta.

Por otra parte, el mal recurrente en general incrementa la posibilidad de que la gente experimenten síntomas depresivos. Los científicos descubrieron que la depresión y el mal físico afectan redes neurológicas afines. Como resultado, de manera frecuente es bien difícil detallar si la depresión es la causa del mal físico o al reves.

Géneros de depresión

Sentirse deprimido o triste ocasionalmente por algún episodio que le haya podido pasar en la vida es común. No obstante, sólo algunas de las formas en que experimentamos este sentimiento de tristeza son iguales o se sienten con exactamente la misma intensidad.

Varios de los géneros de depresión que ya están son:

¿Qué es la depresión?

Todo el planeta tiene fases o días pésimos en la vida en los que prácticamente no hay rincón para la alegría. Tienen la posibilidad de estar relacionados con el mal tiempo, inconvenientes en el trabajo o en la vida privada. De manera frecuente mencionamos en estas ocasiones que nos encontramos «decaídos». No obstante, las depresiones en el sentido médico no son «pésimos días» o depresión, sino más bien estados de ánimo negativos que duran mucho más de un par de semanas. La depresión es una patología que puede ser grave y también influir en todos y cada uno de los campos de la vida de la persona perjudicada (sus pensamientos, sentimientos y acciones). Además de esto, a lo largo de una depresión asimismo tienen la posibilidad de mostrarse inconvenientes físicos, en tanto que la cabeza y el cuerpo están íntimamente relacionados y se influyen mutuamente.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es la primordial causa de discapacidad en el planeta y semeja ser realmente prevalente. Se calcula que puede perjudicar a 300 miles de individuos en el mundo entero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *