Saltar al contenido
Inicio » Cómo es la mujer histérica

Cómo es la mujer histérica

Las mujeres clasificadas como «histéricas» tienen enormes adversidades para detallar relaciones cariñosas sanas y importantes. Prueban incapacidad para detallar una relación y se dejan involucrar en el juego de la seducción, lo que les hace bastante padecimiento.

Las mujeres fueron y proseguirán siendo entre los secretos mucho más impenetrables de la historia. Transcurrido un tiempo, varios, quizás miles, pusieron su esfuerzo períodico en comprender por qué razón somos como somos. No obstante, conforme se amontonan los años, y con ellos incontables intentos errados de escudriñar todos y cada uno de los puntos de la naturaleza femenina, hay una teoría sobre nosotras que se sienta en el pedestal de los intentos errados de transcribir el misterio de la feminidad: la histeria.

Conque señoras: prepárense para chillar en voz alta o dejar pasmados con incredulidad. Esta es la hilarante historia de de qué forma los hombres jamás se fatigan de fingir que nos comprenden.

Histeria versus feminidad

A fines del siglo XIX y principios del XX, Sigmund Freud estudió y ofreció régimen a pacientes con histeria. Los competidores, en su mayor parte mujeres, sufrían síntomas físicos, como múltiples géneros de parálisis, que la biología no podía argumentar. Esto allanó el sendero para el surgimiento del psicoanálisis como especialidad y para el estudio de múltiples fenómenos psíquicos/sociales. Pero respecto a las mujeres, Freud ha dicho:

La enorme pregunta… que no he podido contestar pese a mis 30 años de estudiar el alma femenina es: ¿Qué desean las mujeres?

¿De qué manera sería dejar de llamar histéricas a las mujeres que defienden sus derechos, y detenerse a meditar qué derechos escenciales se les niegan hasta el punto de salir a la calle enojada a manifestarse, para realizar eco en las comunidades? , y sencillamente no enmudecer hasta el momento en que sean escuchados y no se les falte el respeto por proclamar? Nos observamos en la próxima distribución.

PD: si bien hoy en día la histeria no posee validez como patología mental, es verdad que las patologías mentales recientes tienen un ingrediente de género que se traduce en una mayor propensión de las mujeres a ciertas condiciones clínicas como la depresión. En este sentido, ahora hablamos de esto en otro espacio, pincha aquí si te resulta interesante.

Imagen tomada de freepik.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *