Saltar al contenido

C贸mo nos purifica el Esp铆ritu Santo

Adem谩s de esto, el Esp铆ritu Santurr贸n nos purifica o santifica para estar listos para vivir en la existencia de Dios. El Esp铆ritu Santurr贸n purifica tanto nuestros corazones que no poseemos el deseo de realizar el mal. Hay una diferencia entre el Esp铆ritu Beato y el don del Esp铆ritu Santurr贸n.

Por Jos茅 Francisco Gonz谩lez Gonz谩lez, obispo de Campeche

Lucas 12, 49-53 nos transmite, en el Evangelio de el d铆a de hoy, oraciones realmente fuertes de Jes煤s. De este modo, por poner un ejemplo, leemos: 芦Vine a traer fuego a la tierra禄; asimismo: 芦No he venido a traer paz, sino m谩s bien divisi贸n禄.

驴De qu茅 forma puedo adecentar mi coraz贸n seg煤n la Biblia?

8 formas de tener un coraz贸n limpio 驴En alg煤n momento has sentido a tu alrededor un individuo pura, que te ofrece la impresi贸n de tener un coraz贸n limpio, sin dobleces y transparente? Esta clase de personas hay y nos cubren. Quiz谩s tengamos la posibilidad charlar de entidades cr铆sticas o bodhisattvas, todos somos una misma esencia y por ende formamos una parte de algo en constante evoluci贸n y transformaci贸n.

  1. Este todo unificado nos deja tener la posibilidad de trabajar en nuestro coraz贸n y ense帽ar nuestro coraz贸n de la mejor manera.
  2. Este trabajo est谩 a nuestra predisposici贸n y tenemos la posibilidad de hacerlo cualquier ocasi贸n de nuestra vida.
  3. Para esto disponemos la aptitud de escoger una sucesi贸n de reacciones y actos que nos tienen la posibilidad de arrimar a esa misi贸n del Amor

驴Qu茅 es lo que significa ser bautizados con el fuego de 驴El esp铆ritu beato?

En el momento en que el Esp铆ritu Beato viene, hace arder nuestro coraz贸n con el cari帽o de Jesucristo. El Ap贸stol Pablo nos comunica que:

芦El cari帽o de Dios fu茅 vertido en nuestros corazones por el Esp铆ritu Beato que nos fu茅 dado禄.

Medita en esto

El llamado a purificar nuestra cabeza es uno que reci茅n hemos empezado en esta vida. Aun el mucho m谩s beato entre nosotros debe proteger su jard铆n mental, tirando de forma continua a los cuervos de los pensamientos corruptos. Nuestro pensamiento florecer谩 como ha de ser solo en el momento en que enterremos nuestra cabeza en la tierra del Monte Sion.

No obstante, una gran parte de nuestra paz en esta vida y bastante del fruto que ofrecemos para la gloria de Dios viene en el momento en que o铆mos el llamado a 芦meditar en esto禄: poniendo nuestra cabeza en la gloria de lo prominente, la hermosura abajo, y en la multitud alrededor. Estas son las ventanas que alumbran y calientan nuestra cabeza, hasta el d铆a en que la Luz misma las purifique completamente.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *