Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ C√≥mo piensa un obsesivo

Cómo piensa un obsesivo

Piensan que hay resoluciones adecuadas a los inconvenientes humanos. Se preocupan bastante por los datos. Son rigurosos, carecen de empatía y desaprueban las muestras espontáneas de aprecio. Para lograr expresarse apropiadamente, estas personas meditan bastante sobre la idoneidad de todas sus expresiones.

La rumiación del pensamiento, asimismo famosa como pensamiento obsesivo o circular, radica en fijarse en solo una iniciativa, a la que se le da vueltas y vueltas a lo largo de largos periodos de tiempo. El tema es negativo y hace aparición en instantes de agobio o al lado de anomalías de la salud como la depresión o la ansiedad. Desarrollan afecciones a quienes la sufren y, al procurar frenarlas, aun incrementan. La asistencia sicológica es primordial en su régimen.

Nuestras conmuevas y nuestros pensamientos no solo son una secci√≥n esencial de nuestra vida, sino m√°s bien ineludibles. Sentimos y pensamos en todo el d√≠a, si bien no seamos siendo conscientes de ello. Pasa inadvertido por el cambio de enfoque de nuestro entendimiento: no puede atender todos y cada uno de los est√≠mulos al un√≠sono y elige esos que considera esenciales en ese instante. En el momento en que brotan pensamientos obsesivos, nuestro primer impulso es estimar detenerlos, algo que es realmente dif√≠cil. Nuestro entendimiento no deja de generar y, al estimar supervisar lo incontrolable, nos frustramos, estamos responsables y incrementa la ansiedad. Nos predisponemos a seguir con el c√≠rculo vicioso, que asimismo se retroalimenta de lo que vivimos en ese instante. Para comprender, pensemos en lo siguiente: si tengo una botella de agua vac√≠a y trato de sumergirla en agua, el aire de adentro nos lo pone bien dif√≠cil. Debemos pelear y pelear por algo que no vamos a hallar. Esperar que una botella vac√≠a est√° en el fondo del agua es como esperar que nuestro entendimiento deja de meditar; Solo va a hacer que nos sintamos cansados ‚Äč‚Äčy frustrados.

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

La caracter√≠stica del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es exactamente la existencia de obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son pensamientos o im√°genes que entran en nuestra cabeza de manera involuntaria y que no sentimos como propios. Es com√ļn que la gente que padecen obsesiones las tengan en cuenta absurdas, en el momento en que no absurdas. Ciertos de mis pacientes tuvieron obsesiones verdaderamente angustiosas. Una madre cari√Īosa de sus hijos ten√≠a temor de lastimarlos en el momento en que le llegaban im√°genes de s√≠ apu√Īal√°ndolos. Tem√≠a que verdaderamente fuera un individuo con instintos homicidas y se encontraba intensamente deprimida por muchos pensamientos de este g√©nero. Cuanto mucho m√°s luchaba por sacarse esos pensamientos de la cabeza, mucho m√°s se le ocurr√≠an; y parec√≠a impotente para supervisar sus pensamientos.

Otro tolerante m√≠o defini√≥ realmente bien la esencia de las obsesiones. Para √©l, las obsesiones son como abejas que te pican sin cesar, una tras otra o m√ļltiples al un√≠sono. Cuanto mucho m√°s luchas para ahuyentar a las abejas, mucho m√°s te atacan, concluy√≥.

Meditar bastante te fatiga

Comunmente, meditamos sobre nuestras intranquilidades intentando de localizar resoluciones a nuestros inconvenientes. Así, comenzamos a conocer nuevos puntos de vista que nos asisten a administrar lo que nos pasa de una manera mucho más soportable.

Pero este desarrollo natural de reflexión interna no en todos los casos pasa como aguardamos y, en vez de darnos una mayor claridad, nubla nuestro juicio, accediendo en una espiral de pensamientos negativos que se repiten constantemente.

Se√Īales de que nuestro hijo puede padecer Trastorno Obsesivo Compulsivo:

  1. Si tiene ideas que le incordian.
  2. Si precisa contrastar las cosas m√ļltiples ocasiones.
  3. Si precisas lavarte las manos con cierta frecuencia.
  4. Las cosas que acostumbramos a tirar se guardan.
  5. Lo que tienes que llevar a cabo antes de acostarte o al irse de casa…
  6. Si las cosas fuesen de determinada forma.
  1. Que es muy normal que te impacientes por tus hijos si observas estos h√°bitos.
  2. Que no es culpa del ni√Īo.
  3. Que los progenitores le asistan y apoyen.
  4. No deberías criticarlo.
  5. Hay que sostener las pr√°cticas familiares.
  6. No hay que dejar que el TOC sea el jefe de la vivienda y todo cuanto pasa en ella: no le daremos de comer.
  7. Es esencial buscar asistencia: buscar t√°cticas y desarrollar novedosas capacidades para asistirlos.
  8. No te rindas.

¬ŅDe qu√© forma tenemos la posibilidad de supervisar los pensamientos obsesivos?

  • Admite el pensamiento obsesivo. Este es el paso mucho m√°s bien dif√≠cil, en tanto que significa tener que admitir la ansiedad que nos desarrollan. Ten en cuenta que toda vez que intentamos de remover el pensamiento obsesivo, lo que hacemos es fortalecerlo, reforz√°ndolo.

La clave es estudiar a observarlos, ofrecer un paso atrás y observarlos solo con lo que son, pensamientos, no acciones reales. Si nuestros pensamientos comprometen situación, podríamos meditar que iremos a ganar la lotería, y de esta manera es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *