Saltar al contenido
Inicio » Cómo saber si tengo un bajón emocional

Cómo saber si tengo un bajón emocional

Apatía, desesperanza, trastornos del sueño o del apetito, cansancio, pérdida de energía y contrariedad para concentrarse son varios de los síntomas que causan malestar sensible y que se han aumentado en la población desde la aparición del COVID-19.

Hay instantes en que la tristeza, la desmotivación y el desánimo nos frena. Son días de retracción, días en los que nos desmoronamos y en los que no debe haber vivido nada grave a fin de que este estado sensible se manifieste. Sin ser serio, probablemente halla o no una razón clara. Componentes hormonales, ciertos fármacos, cambios de tiempo, causantes fisiológicos. No hablamos de depresión; se habla mucho más bien de una secuencia de sentimientos puntuales de debilidad y vacío en frente de los que garantizamos los próximos consejos:

  • Aceptación, pero no resignación

La crisis, la tristeza y la depresión

Cualquier persona que esté vivo y sano experimentará una recesión ocasionalmente. Todos ocasionalmente pasamos por instantes en los que las cosas se complican y no van como nos agradaría. Asimismo hay instantes de cansancio, decepción o aburrimiento. Absolutamente nadie transporta una vida tan especial que jamás tenga estos pésimos instantes.

Asimismo hay pérdidas y deseos frustrados que nos entristecen. Es común que estas etapas se confundan con la depresión. Bastante gente comentan que se sienten deprimidas en el momento en que de todos modos solo están tristes por una causa concreta.

¿Qué hago si estos sentimientos bajos no desaparecen?

Quizás estos sentimientos de depresión sensible o como dicen mis pacientes mucho más jóvenes “los días F, Pilar”* ahora los tenías con mucho más intensidad antes del confinamiento, pero no les diste relevancia.

A lo largo de las últimas semanas, múltiples personas han llamado y escrito para preguntar si lo que sentían era habitual o algo con lo que realizar terapia. En el momento en que charlé con la mayor parte de ellos, me afirmaron que muchas de estas conmuevas las tenían antes, pero en este momento tienen la posibilidad de haberse acentuado, varios antes no eran contentos o tenían escenarios altísimos de ansiedad y agobio.

Bajones sentimentales: entender llevar a cabo con el mal

Podría ordenar este producto en «Definición, síntomas, causas, régimen», pero está repleto de este género de productos en la página web. El mal es tan subjetivo que termina siendo mucho más de comprender llevar a cabo con lo que nos pasa que de definiciones y teorías. Conque no vas a encontrar ese género de información explicativa aquí, por el hecho de que el día de hoy opté por no escribirlo de esa forma. Me agradaría redactar desde otro sitio, mucho más vivencial, humano y en este momento (para mí) preciso.

A una crisis sensible la llamo disminución de energía, como en el momento en que la batería de tu celular se agota mucho más veloz de lo común y no comprendes bien por qué razón si no tienes apps abiertas en background. De esta manera se siente, desde mi experiencia, una crisis sensible.

Conmuevas positivas:

Este género de conmuevas pertenecen a nuestro confort, benefician el manejo del agobio, hacen más fácil el desempeño académico, profesional y en cualquier ambiente donde trabajes.

Además de esto, está a nivel científico comprobado que mejoran las relaciones sociales, la salud y, por consiguiente, la calidad de vida de la gente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *