Saltar al contenido
Inicio » Cómo saber si tu perro es malcriado

Cómo saber si tu perro es malcriado

Se comprende por perro mimado aquel que tiene formas de proceder perjudiciales, infieles, rebeldes y desobedientes. Considere estos consejos: Constituya reglas y límites claros. Cerciórate de que tengan su espacio. Satisface tus pretensiones sociales, físicas y olfativas.

En el momento en que poseemos una mascota, acostumbramos a mimarla y manejarla tal y como si fuera nuestro hijo. Pero, ¿cuándo cruzaremos el umbral? Hay una sucesión de indicadores que tienen la posibilidad de guiarte a conocer que verdaderamente andas mimando a tu mascota, sin importar lo más mínimo cuánto te niegues a aceptarlo. ¿tienes ganas de saber de qué se habla? Conque prosigue leyendo… Si aciertas cuando menos la mitad, quiere decir que tienes un pequeño inconveniente

No dejes que tu perro se mimado ( Fotografía : iStock)

Pero, ¿de qué manera es un perro mimado?

Si tienes inquietudes de si tu mascota es solo un tanto malcriada o malcriada, estas son las pistas que tienes que proseguir:

  • Siempre y en todo momento se porta muy mal
  • ) Te muerde o te gruñe todo el tiempo
  • Siempre y en todo momento desea tu atención
  • Te araña a fin de que le des lo que desea
  • En el momento en que charlas con él, jamás te escucha

¿Qué ocurre en el momento en que tengo un perro mimado?

Hay múltiples secuelas de no criar a un perro apropiadamente:

  • Para los perros, su familia humana es una parte de su manada. Y, como cualquier manada, debe haber un líder. Si el perro es malcriado por no detallar reglas, no va a conocer ninguna figura de autoridad.
  • Sin comprender que debe obedecerte como líder, te ignorará en el momento en que desees algo de él. Esto puede poner bajo riesgo su historia y asimismo ocasionar daño a la gente y otros animales.
  • Un perro mimado asimismo tiende a buscar atención incesante. Para esto, recurrirá a distintas reacciones: morder todo a su paso, ladrar regularmente, etcétera. En consecuencia, son perros destructores y también irritantes.
  • Los celos son muy recurrentes en los perros mimados. Por este motivo, la llegada de un nuevo integrante a la familia (mascota o bebé) puede ocasionar reacciones muy distintas: volverse belicoso, dejar de comer, etcétera.

✅ Mordida manual:

Esta es otra técnica muy eficaz que tienes que utilizar siempre y cuando tu perro esté realizando algo mal. Como en la situacion previo, con esta acción asimismo vas a deber vocalizar la palabra de corrección que hayas escogido. Tienes que ofrecerle a tu perro un rápido toque en la espalda sin lastimarlo. Lleva por nombre morder la mano pues con los dedos darás ese rápido bocado.

Si tu perro no tiene una reacción a ámbas técnicas que te enseñamos en el punto previo, no tienes que tirar la toalla, al revés, has de ser persistente y reiterar el ejercicio 2 o mucho más ocasiones. ocasiones hasta el momento en que obedece.

El refuerzo positivo es la mejor forma de que se porten bien

Si todo lo demás falla, lo destacado es confiar en un etólogo. Si tu perro es muy quisquilloso, no hay pruebas en la red ni consejos que te logren asistir, pues probablemente precises estudiar a tratar a tu perro tú mismo.

Un etólogo es un experto en el accionar canino y seguramente va a poder guiarte a reeducar a tu perro. No son carísimos y amortizarás tu inversión en felicidad para ti y tu perro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *