Saltar al contenido

Cómo se dice a una mujer arquitecto o arquitecta

arquitecto -ta. ‘Persona apta para ejercer la arquitectura’. El femenino es arquiecta t√©cnica (? g√©nero 2, 3a): ¬ęEra arquiecta t√©cnica en el momento en que rondaba los 40 a√Īos¬Ľ (Fogwill Cantos [Arg. 1998]). No hay que usar el masculino para referirse a una mujer: la arquiecta t√©cnica.

Una mujer encara diversos tipos de √≥bices, no solo en arquitectura, sino m√°s bien en la mayor parte de las opciones de carrera. Debe equilibrar su historia personal y profesional para progresar en los dos campos. Pero, a lo largo de las etapas iniciales como arquiecta t√©cnica, a cada mujer le cuesta bastante conseguir su nicho o su rinc√≥n en esta profesi√≥n ‚Äúen la mayor√≠a de los casos‚ÄĚ patriarcal. Salvo que tenga el potencial para detallar su espacio de trabajo o identidad, deber√° combatir duro. No de forma f√°cil aceptable seg√ļn con las ‚Äúreglas sociales‚ÄĚ, transporta un buen tiempo que una mujer constituya una identidad de s√≠ y de su trabajo en este campo. En la mayor√≠a de los casos, un arquitecto empieza a trabajar adjuntado con su colega y establece una compa√Ī√≠a. Este es el √°mbito con la mayor parte de las arquitectas. Eso no quiere decir que una mujer no logre llevarlo a cabo por s√≠ sola, pero es una de las maneras en que un arquitecto establece su trayectoria. Pese a todo lo mencionado, las mujeres florecen en pr√°cticamente todos los campos de la arquitectura. Desde dise√Īador de interiores hasta periodista de arquitectura, gestor de websites y considerablemente m√°s. Al tiempo que ciertos tienen √©xito, ciertos se abren sendero hacia el √©xito.

Una lista de ciertos óbices esenciales que toda mujer arquiecta técnica atraviesa en sus primeras etapas de práctica:

– Eileen Gray

Natural de 1876 en Irlanda en una familia aristocr√°tica, ella tuvo poqu√≠simo reconocimiento en su extendida vida de 98 a√Īos. Transcurrido el tiempo fue conocida como una de las considerables arquitectas de la historia y por sus dise√Īos de moblaje. Su talento combin√≥ las mejores tendencias de su temporada, como el art d√©co y los especiales del modernismo.

El solo hecho de ser mujer le costaba abrirse sendero en un planeta gobernado por los hombres, más que nada en su profesión. Pese a ello, logró accionar de manera sin dependencia sin precisar formar parte a ninguna asociación o conjunto de artistas de su temporada.

Andrea Soto Morfín | ATELIER ARS

Andrea Soto. Fotografía de Keith Scott. Cortesía.

‚ÄĒEn M√©xico habitamos un incesante estado de urgencia por la situaci√≥n de las mujeres. Desde tu experiencia, ¬Ņqu√© acciones, posiciones, conjuntos o individuos rescatas que est√°n ayudando a cambiar esta situaci√≥n?

Zaha Hadid o de qué forma romper los límites morales de la arquitectura.

Hace solamente 4 a√Īos nos dejaba la excepcional arquiecta t√©cnica Zaha Hadid. Mediante su forma de pensar y fundamentada en los principios b√°sicos de la arquitectura como facilitadora de la vida diaria, Zaha Hadid logr√≥ editar sus proyectos en proyectos arquitect√≥nicas escenciales para la corriente del deconstructivismo, transform√°ndose de este modo en la primera mujer en el planeta en ganar el Premio Pritzker.

Natural de 1950 en Irak, Zaha Hadid estudi√≥ Matem√°ticas en la Facultad De america de Beirut antes de mudarse a Londres en 1972 para estudiar arquitectura en la Architectural Association (AA). Fue aqu√≠ donde recibi√≥ la predominaci√≥n de enormes arquitectos como Rem Koolhaas, Elia Zenghelis o Bernard Tschumi, con quienes inici√≥ su carrera en OMA (Office for Metropolitan Architecture). Un par de a√Īos despu√©s, y haciendo un trabajo como ense√Īante en la AA, cre√≥ su estudio en la ciudad m√°s importante inglesa, donde empez√≥ a efectuar los proyectos que despu√©s la llevaron al √©xito y la transformaron en un icono mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *