Saltar al contenido
Inicio » Cómo se dice la médico o la médica

Cómo se dice la médico o la médica

médico -ca. ‘Persona que ejerce la medicina’. El femenino es médico (?género2, 3a): «El médico desea tratar tu cistitis con nitrato de plata» (Futoransky Pe [Arg. 1986]). No hay que usar el masculino para referirse a una mujer: la doctora.

¿De qué forma dicen «el doctor» o «el doctor»? ¿De qué forma tiene relación a la mujer que ejercita la medicina?

El médico: lo que dicen los diccionarios

Lascuráin tiene relación a cinco fuentes para proteger la utilización del médico, con «a»:

1.- El pan-hispano El Diccionario de Inquietudes de la RAE y la Asociación de Academias de la Lengua (ASALE) es «claro» y afirma que no debe usarse como médico. Relata que el femenino de doctor es doctora y añade: «El masculino no debe emplearse para referirse a una mujer».

¿De qué manera ser un óptimo médico?

Un médico debe:

  • Siempre y en todo momento actuar de forma profesional. Su primera preocupación ha de ser la salud y el confort de sus pacientes.
  • Entender hacer llegar. Entre las protestas más frecuentes de los pacientes es no comprender lo que afirma el médico. En consecuencia, corresponde al profesional expresarse precisamente (tanto oralmente como por escrito).
  • Sé sensato. Un óptimo médico ha de saber usar juiciosamente los elementos que el sistema pone a su predisposición.
  • Tratar a todos y cada uno de los pacientes por igual, con independencia de su origen, clase popular, religión, opiniones, modo de vida… El médico debe tratar a los pacientes, no juzgarlos.
  • No des nada por sentado. Como todo hombre de ciencia, el médico no acepta dogmas.
  • Mantén tu dedicación. Es realmente posible que la profesión médica sea la profesión mucho más vocacional de todo el mundo.
  • Sea fiable. La confidencialidad es la base de la relación médico-tolerante. Lo que dicen en la solicitud del médico no posee por qué razón venir de allí.
  • Estar bien formado. Un óptimo médico debe preocuparse por acrecentar sus capacidades expertos. En consecuencia, debe actualizarse toda vez que broten nuevos entendimientos en su área.
  • Ponte en el sitio de tus pacientes. La gente a las que trata padecen y su empatía les asiste para sentirse mejor.
  • No te involucres emotivamente. Más allá de que ha de ser empático, el médico no debe dejar que sus conmuevas afecten su trabajo.
  • Protege tu salud. Un médico que va a trabajar enfermo se transforma en un riesgo para sus pacientes.
  • Sé un óptimo compañero. La colaboración entre expertos es esencial para ofrecer la mejor atención a los pacientes.
  • Estar siempre y en todo momento “en guarda”. Lo que quiere decir que debe atender a cualquier persona que requiera sus capacidades, aun fuera del trabajo.
  • No poseas temor de decir “No sé”. Es preferible aceptar el desconocimiento de algo que tomar una resolución que logre dañar al tolerante.
  • Respetar la privacidad del tolerante y, más que nada, su dignidad.

Médico y/o Doctor

La RAE validó últimamente que la manera adecuada de referirse a un profesional sanitario es “Doctor” o “Doctor”. Sí, aun esto último para referirse a mujeres formadas en medicina.

Lo que contraría a varios institutos que dan títulos universitarios a pequeñas con el nombre (por poner un ejemplo) de: «Médico Cirujano». Pregunta que la RAE considera errónea por el hecho de que el femenino acertado sería «Cirujano».

¿Qué es lo que significa la palabra doctor?

Otras inquietudes aparte del lenguaje inclusivo – Otra de las considerables polémicas lingüísticas entre los expertos de la salud es la utilización de la palabra médico. Se acostumbra emplear para llamar al médico, con lo que se ha normalizado su empleo.

Si bien, según nuestra RAE, acepta en su diccionario que su primer empleo es para referirse a un individuo que alcanzó el máximo nivel académico universitario. Eso es pues doctor viene de la expresión latina docere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *