Saltar al contenido

C贸mo se escribe tesoro m谩s preciado

tesoro mucho m谩s apreciado definici贸n, tesoro mucho m谩s apreciado concepto | Definici贸n del diccionario espa帽ol.

U CAP脥TULO 1 Presencia del Reino Sin ser entre los sitios mucho m谩s lindos de todo el Reino, en la provincia de Par铆s all铆 por el a帽o 955 d.C., bajo el reinado de Hugo el Grande, se vivi贸 entre las mucho m谩s preciosas historias amorosas jam谩s dicho. En aquella temporada de varios enfrentamientos, entre viviendas feudales, por hacerse con el trono de todo el territorio de los francos, en la regi贸n occidental de lo que el d铆a de hoy es Francia, la Casa de los Robertins se disputaba el resto territorios mediante Hugo, que lleg贸 a la corona a帽os a帽os despu茅s, entreg谩ndosela a su hijo, Hugo Capeto. Pero no nos anticipemos a los hechos; En ese instante, los vales de Par铆s eran pr贸speros, con enormes elementos para sostener a su poblaci贸n.En el pueblo al oeste, a riberas del Sena, viv铆 hasta los veinte a帽os y trabaj茅 la tierra para el noble del pueblo. , siempre y en todo momento con enorme optimismo pese a mi pobreza. En el momento en que la obra se encontraba terminada, siempre y en todo momento iba instantaneamente a mi casa para proseguir cooperando en ella; En el momento en que cay贸 la noche, mi madre supo que pr贸ximamente entrar铆a por la puerta de su humilde casa. Mis 2 hermanas no descuidaban a Marie, mi madre, pero las tareas de crear o arreglar la caba帽a reca铆an en m铆, yo se encontraba hu茅rfano, como pr谩cticamente todos en esa temporada, y las escasas horas nocturnas que ten铆a por las tardes, siempre y en todo momento Trat茅 de consolar a mi familia. 芦R茅gis… cari帽o, 驴no deber铆as irte a la cama en este momento?禄, me afirmaba mi madre. La obscuridad de la noche ahora envolvi贸 al pueblo por un buen tiempo, solo unos pocos sonidos de la naturaleza rompieron el silencio, no tuve suficiente tiempo a fin de que mi familia viviese en las mejores condiciones probables, 鈥 te acuestas… yo Deseo finalizar la cama de Amabel, no puedo postergar mucho m谩s. 鈥淓lla no requiere levantarse antes del amanecer, piensa un tanto en ti鈥, insisti贸. Una mujer fuerte y luchadora, bella por decir lo m铆nimo o por lo menos lo era para m铆, su delgadez y su pelo negro destacaban sus ojos verdes, su tez blanca como todas y cada una de las del pueblo destacaba su piel afelpada; De todos modos ella no era mi aut茅ntica madre, fui acogida por esta familia en el momento en que yo era un beb茅, poco antes que naciese mi hermana, s铆 la llamo hermana si bien no fuese de sangre, era familia. 芦No me imagino a Amabel durmiendo en el suelo… perm铆teme finalizar y despu茅s me marcho a la cama禄, le dije. 鈥淏ien, pero que no te pegue el sol sin reposar.鈥 Amabel era mi hermana peque帽a, a los quince a帽os ahora era una mujer, comenz贸 a hacerse cargo de las pretensiones del hogar, prestando asistencia a la familia en todo cuanto pod铆a, muy responsable y bella, no, no podr铆a detallar cu谩nto la amo, de la misma mi madre y mi otra hermana, Marian, de dieciocho a帽os. El silencio atronador de esa noche me inquiet贸, no los grillos hac铆an su especial estruendos, quiz谩s era la inminente presencia de una tormenta o algo peor, lo cierto es que sal铆 de mi carpinter铆a, y vi una luz extra帽a en el cielo No era la habitual luna reflejada en las nubes, sino m谩s bien una luz que alumbraba el suelo, que llenaba mi alma de paz, de calma, me exhortaba por largo tiempo hasta ocultar. No sabr铆a argumentar precisamente lo que vi, pero desde esa noche mis temores abandonaron mi cuerpo, siempre y en todo momento fui feliz, pero esa luz en la obscuridad mucho m谩s profunda me anim贸 a conocer el futuro con promesa. Antes del amanecer, el cielo se desmoron贸 con apariencia de agua, una tormenta obscureci贸 la vigorosa estrella, para m铆 fue una bendici贸n puesto que el campo no se pod铆a trabajar, no para defendernos de la tormenta, sino m谩s bien para no da帽ar las cosechas. Solo hallaba reposo en esos d铆as grises de lluvia, esos d铆as grises de tormenta, si bien deb铆a trabajar en la carpinter铆a de Melendo, el se帽or de la vivienda en nuestra zona. En el momento en que amaneci贸 los gallos se despertaron, era hora de ponerse manos a la obra, el techo de mi carpinter铆a no resistir铆a por bastante tiempo la lluvia torrencial, pero eso no impidi贸 que Amabel me visitara y me trajese el desayuno, por lo que le agradec铆, no solo por el acto sino m谩s bien por verla tan sonriente y atractiva, hasta esa luz de la noche, su bella sonrisa fue mi mayor motivaci贸n para no reposar. 芦Gracias por la cama禄, me ha dicho. 鈥 Gracias por el desayuno… esta noche deseo poseerlo listo para ti, quisiera que est茅s mucho m谩s c贸moda. 芦Naturalmente que s铆, verdaderamente disfruto verte trabajar con madera禄. 芦Es bueno ver lo que ocultan los cofres dentro… un d铆a, en el momento en que seas grande, te voy a ense帽ar a emplearlos禄. 芦Bien por m铆禄, ha dicho. Se sent贸 en la mesa desvencijada mientras que yo com铆a. 芦驴Qu茅 ocurre con Marian?… 驴Ayuda a mam谩?禄 鈥 S铆, debe ir a conocer a su novio despu茅s… si no mam谩 no la deja proceder a buscar agua. 鈥 El d铆a de hoy le va a ser bien dif铆cil sacar agua del r铆o, con el que se cae. 芦驴Piensas que no lo va a hacer?… el cari帽o puede soportar uno mojado y mucho m谩s禄, me ha dicho con su sonrisa taimada. Amabel era una muchacha muy similar a Marie, ten铆a el pelo colorado, pero si no fuese por eso ser铆an id茅nticas, no obstante, Marian era una peque帽a mucho m谩s similar a su cura, morocha y de ojos claros, con un rostro bello que era ahora enamorado de varios j贸venes. 鈥 Nosotros les volv茅is locos por este amor… a conocer si no sois tan antojadizos. 芦Los chicos no me forzar谩n a llevar a cabo cosas tan tontas禄. 芦Ja, ja, debo ver esto禄, le dije. Estuvo un buen tiempo junto a m铆, pero en el momento de comer ahora se encontraba en el hogar, los tres preparaban el caldo que nos nutr铆a todos y cada uno de los d铆as. Al ingresar en la humilde casa, hall茅 a Marian enfadada con la Madre, 驴qu茅 te pasa? 鈥 Semeja que el d铆a de hoy no puedo ir al r铆o… ahora ni llovizna. 鈥擫e solicit茅 que se quedara en el hogar el d铆a de hoy pues la tarde est谩 mal铆sima, no deseo que salga, est谩 lloviendo y no amanecer谩 pr贸ximamente鈥, me respondi贸 Marie. En el comedor solo hab铆a una mesa de madera, sillas y en el fondo la estufa de le帽a, que emple谩bamos para calentarnos en los d铆as fr铆os, 鈥攄espreoc煤pate, yo la acompa帽o, no temas que nada pasarle a ella 芦驴Enserio? 驴Me vas a acompa帽ar?禄, intervino Marian con una sonrisa. 芦S铆, pero otros d铆as no me afirmes que no deseas ir en el momento en que mam谩 lo afirme禄. 芦No s茅 por qu茅 raz贸n precisas salir en un d铆a tan malo禄, ha dicho Marie. 芦驴Jam谩s has estado enamorado?禄 solt贸 Amabel mientras que com铆a. La comida no era muy sostenible, pero por lo menos hac铆a calor. 鈥擡l cari帽o no es lo que piensas鈥 consideramos que todo cambiar谩 para mejor en el momento en que te cases, pero solo cambia la vivienda donde vas a vivir鈥 un tanto mucho m谩s鈥, ha dicho la madre. Solo escuchaba la charla que ten铆an, no me agradaba bastante charlar de estas cosas. 芦Pap谩 muri贸 temprano, pero si estuviese aqu铆, 驴no ser铆as feliz?禄 鈥淪olo digo que el matrimonio va a traer secuelas que van a marcar tu vida鈥, explic贸 la madre. 芦Vas a regresar a contarnos lo de la primera noche… No deseo o铆r charlar de eso禄, ha dicho el mayor. 芦Bueno, si planeas casarte, deber谩s saberlo禄. 芦Basta, mam谩… ella ahora sabe lo que es el matrimonio禄, le dije en el momento en que vi a Marian y Amabel abochornadas. En el final de la tarde acompa帽茅 a mi hermana al r铆o con la intenci贸n de saber a Mercero, el joven que deseaba a Marian, la llovizna no les impidi贸 sostener la 煤nica ilusi贸n de sus vidas, lo 煤nico que en ese instante les dejaba reposar en la noche, amor Con mi mant贸n me cobij茅 bajo un espeso 谩rbol, la luz se iba distanciando del sitio lenta pero sin pausa, en el fondo las siluetas de los enamorados me daban a conocer su accionar, una charla que animaba sus corazones, que El joven se encontraba tras mi hermana pues le tom贸 un buen tiempo poder su prop贸sito, yo se encontraba muy relajado, lo conoc铆a desde el momento en que era un ni帽o y era un 贸ptimo amigo. En ese instante pens贸 en cu谩nto tiempo dejar铆a Marian el nido, cu谩nto tiempo procurar铆a su porvenir con Mercero; la racha de viento me fastidiaba y la lluvia fina mojaba mi rostro, que triste era meditar en lo poco que val铆a un individuo y lo poco que val铆a una mujer, lo amable, simp谩tica y cari帽osa que era, no pod铆a comprender lo que derecho tenia a ella.noble sobre su cuerpo,admit铆a que nos encontramos familiarizados a trabajar y poco mas,pero ir mas alla de eso por el momento no era comprensible sino m谩s bien recibido entre la poblacion. Adem谩s de esto, si hac铆a falta mucho m谩s de uno y a absolutamente nadie le importaba, qu茅 sentido ten铆a pasar la noche de bodas con el noble. 芦Tenemos la posibilidad de irnos en este momento禄, me ha dicho Marian. No me hab铆a dado cuenta de que se aproximaba a m铆, por unos momentos los perd铆 de vista, mi cabeza sali贸 a esos tristes pensamientos. De sendero a casa mi hermana conmovida me cont贸 todo cuanto hab铆a hablado con Mercero, para m铆 lo 煤nico esencial era la cara de Marian, su felicidad reflejada en su rostro, su sonrisa bajo la lluvia r谩pida, su pelo mojado tal y como si solo estuviese vestido, ella lo mir贸 y solo pens贸 en cu谩nto dar铆a a fin de que jam谩s tuviese que pasar por una mala experiencia, – Me alegra que seas feliz鈥 驴enserio tienes intenci贸n de casarte? 鈥 Verdaderamente lo deseo, 茅l me quiere y yo lo amo… No deseo aguardar mucho m谩s… Verdaderamente deseo estar con 茅l. 鈥 Modera ese vocabulario… no me expliques nada. 芦驴Y no piensas buscar a absolutamente nadie?… tu edad va a pasar禄, me ha dicho. La noche por el momento no nos dejaba ver el sendero, deb铆amos caminar por inercia, sabiendo d贸nde 铆bamos a poner los pies. 芦No deseo enamorarme鈥 no puedo meditar en鈥β ha dicho en el momento en que me interrumpi贸. 鈥 No afirmes… las mujeres pasamos por esta etapa sin meditar… no va a quedar en mi memoria. 芦Eso espero… Te deseo lo destacado禄. Le dije. Se detuvo y me miro en la obscuridad, al momento camin贸 hacia m铆 y me abraz贸, su cuerpo trem铆a de frio pero eso no la detuvo conque busco mi mirada y me ha dicho 芦Siempre y en todo momento demostraste ser el m谩s destacable hermano en el planeta禄. planeta… Voy a vivir del otro lado de la calle… No voy a ir lejos. 鈥 Lo s茅, y eso me hace intensamente feliz… No conozco otra vida que no sea con ustedes tres, los amo y deseo su felicidad. Esa mirada me puso los pelos de punta, no solo por la mala noche, era la mirada de amabilidad, del amor mucho m谩s sincero, de todo cuanto pod铆a querer en esos instantes. Proseguimos caminando hasta llegar a la vivienda, no aguard谩bamos hallarnos con la comitiva de Melendo en el pueblo, los caballeros encendidos con antorchas, no era pr谩ctica salir a la noche sin fundamento esencial; en la tierra de las calles, los cascos de los caballos abandonaron el pueblo entre rachas de llamas y viento. 芦驴Qu茅 ocurri贸?禄, le pregunt茅 al vecino. 鈥 El rey, Hugo viene a la zona y va a pasar por el sendero de piedras, Melendo ha comunicado que todos hemos de estar en el sendero para saludar su paso. 驴Por qu茅 raz贸n est谩 aqu铆?, pregunt茅. 鈥 No nos aseguran que… procuran el acompa帽amiento de los feudos y viviendas nobles, en este momento las guerras se ganan llenando las barrigas de los se帽ores. 鈥擲铆鈥 el que tenga mucho m谩s viviendas tiene mucho m谩s opciones de llegar al trono, bueno quisiera que no cambie la paz que nos divertimos en este momento. 鈥擳u padre dio su historia por ellos, y la m铆a, Marian y Amabel… a ellos no les importamos ni un tanto… puedes ser su mejor guerrero que en el momento en que pierdes la vida en la guerra a ellos no les importa. importa rememorar. 芦Jam谩s pelear茅 por absolutamente nadie, no voy a hacer la guerra por ellos… Quisiera que no nos fuercen a seleccionar禄. 芦Tu vida es de ellos… y de tu familia, no lo olvides禄, me ha dicho. Llevaba raz贸n, eso no iba a cambiar, por m谩s que lo quisi茅ramos, quiz谩s podr铆amos hallar algo con sus armas, pero no de momento. En el momento en que entr贸 a la vivienda, Marie se encontraba sentada en la silla en oposici贸n al fuego, Amabel y Marian se hab铆an ido a sus habitaciones, 芦驴Andas bien?禄

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *