Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ C√≥mo se le dice a una persona que llora por todo

Cómo se le dice a una persona que llora por todo

La gente deprimidas lloran sin fundamento aparente, tienen mucho m√°s ganas de pla√Īir o lloran mucho m√°s de forma frecuente que en el momento en que no est√°n deprimidas. P√©rdida del sentido del humor. Detallan una actitud hacia el humor diferente a la frecuente. Las cosas que les ocasionan felicidad y tambi√©n inter√©s dejan de llevarlo a cabo.

El articulo previo sobre la depresi√≥n pertence a los mucho m√°s le√≠dos y buscados de este blog. Lamentablemente, temo que bastante gente llegan a estas l√≠neas mediante un motor de b√ļsqueda pues est√°n preocupadas por ellas mismas o por alguien a quien adoran, conque cre√≠ que ser√≠a √ļtil charlar sobre cu√°les son las primeras se√Īales de observaci√≥n de la depresi√≥n. La depresi√≥n no es algo que se nos pase por la cabeza, es una patolog√≠a grave y complicada, de largo curso y para un achicado n√ļmero de personas termina con la desaparici√≥n. La mayor parte de la gente precisan r√©gimen para prosperar y salir de la depresi√≥n. La mayor parte de la gente deprimidas que reciben r√©gimen se curan. Cada individuo es diferente y la depresi√≥n puede perjudicar a diferentes personas de forma diferente, con peculiaridades √ļnicas en todos y cada caso. No obstante, hay una sucesi√≥n de s√≠ntomas usuales, peculiaridades recurrentes a bastante gente que padecen de depresi√≥n. Es esencial rememorar que todos pasamos por instantes bajos, que las defraudes, la tristeza, la apat√≠a asimismo pertenecen a ciertos instantes normales de nuestra vida. Debemos dudar depresi√≥n en el momento en que se expresan al tiempo m√ļltiples de los s√≠ntomas que iremos a detallar, en el momento en que persisten a lo largo de m√ļltiples semanas, en el momento en que afectan dificultosamente y tambi√©n previenen o complican una vida habitual. Las primordiales se√Īales de observaci√≥n de que puede estar cayendo en una depresi√≥n son las pr√≥ximas:

  1. Sentirse deprimido o vacío. Estar de manera continua triste, ansioso, de muy mal humor o sentirse vacío. Son cosas que nos pasan a todos un día u otro, pero si es algo continuo, persistente, es un síntoma alarmante. Ciertos experimentan una combinación de los términos que he descrito, otros se identificarían con solo uno.
  2. Pérdida de interés por todo. La depresión crea la sensación de que la vida carece de sentido ni valor, que no posee nada de atrayente. Las reacciones de crítica de todo, de aburrimiento más que nada, de cuenta insolente de nuestra vida y de la vida del resto son un cuadro propio de la depresión. La pérdida de interés asimismo puede perjudicar los pasatiempos apreciados, las cosas que mucho más amamos e inclusive nuestra vida sexual, lo que puede tensar las relaciones personales y remarcar la depresión.
  3. Sopor, cansancio o sensaci√≥n de falta de energ√≠a. La gente al principio de una depresi√≥n tienen la posibilidad de sentir que no tienen fuerzas, tienen la posibilidad de tener contrariedad para levantarse de la cama, se sienten agotadas por las tareas mucho m√°s sencillos del hogar, no tienen la posibilidad de llevar a cabo en frente de ninguna de las tareas que efect√ļan todos y cada uno de los d√≠as, en el trabajo, en el hogar, en la vida diaria.
  4. Cambios en los patrones de sue√Īo. La gente que est√°n accediendo en depresi√≥n con frecuencia experimentan cambios en la proporci√≥n de horas que duermen. Tienen la posibilidad de padecer de insomnio, reposar bastante menos, tener un sue√Īo irregular y despertarse bastante temprano y no poder regresar a reposar. En otras ocasiones, lo que pasa es que duermen demasiadas horas, lo que se llama hipersomnia. Reposar un n√ļmero habitual de horas es fundamental para una vida saludable, y tener un patr√≥n de sue√Īo perturbado es otro viable signo de depresi√≥n.
  5. Cambios en el apetito. No tener ganas de comer y adelgazar de manera r√°pida o atracones o comer considerablemente m√°s de lo com√ļn. De nuevo, es tal y como si nuestro cuerpo estuviese fuera de control, nuestros pensamientos nos llevan a desequilibrarnos, a cambiar est√°ndares b√°sicos de salud como una comida diferente en cantidad correcta.
  6. Mal persistente sin fundamento aparente, problemas o de estómago, inconvenientes digestibles que no mejoran con un régimen lógico.
  7. Propensi√≥n al llanto. Pla√Īir es habitual y bueno, dir√≠ase que las hormonas similares con el agobio se dejan libre mediante las l√°grimas. No obstante, pla√Īir considerablemente m√°s de lo com√ļn sin una raz√≥n clara es otra se√Īal de una viable depresi√≥n.
  8. Ser ‚Äúexagerado‚ÄĚ, acelerado. Si es bien dif√≠cil efectuar alguna labor o sentarse sobre silencio por un tiempo, esa es otra se√Īal de observaci√≥n. Varias personas son naturalmente muy activas, pero la depresi√≥n puede hacer una sensaci√≥n inc√≥moda de no poder reposar o concentrarse en una labor concreta. Esto crea tensi√≥n y un empleo disperso de nuestras fuerzas sin llevar a cabo nada, lo que baja nuestra resistencia a la depresi√≥n.
  9. Contrariedad para tomar resoluciones. Se dijo que la depresi√≥n es un inconveniente de trastornos del pensamiento, con ¬ępensamientos negativos autom√°ticos¬Ľ que anegan la cabeza. La carencia de concentraci√≥n y/o la contrariedad para tomar resoluciones asimismo son s√≠ntomas de depresi√≥n. Por este motivo, es esencial no tomar resoluciones esenciales ahora mismo, puesto que tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo de manera obligada, no planeada, como escape para salir de una situaci√≥n de impotencia y fracaso, pero ocasionando un da√Īo persistente a nosotros y/o a otros personas que amamos y nos adoran.
  10. Pesimismo y desesperanza. Existe quien afirma que un fatalista es un ilusionado bien informado, pero la depresión va a través de una actitud negativa, descartando toda promesa de optimización y dejándote con tu característico sentimiento de vacío.
  11. Baja autovaloración. La gente que padecen de depresión sienten que no valen nada y que la gente que los cubren, singularmente su familia, estarían mejor sin ellos. Sienten que son una carga y que no solo no son contentos, sino previenen que quienes los cubren lo sean. No ven sus características, sus virtudes, su valor, la gran relevancia que tienen para bastante gente.
  12. Sentimiento de culpa. La depresión provoca que el juicio sobre uno mismo y las ocasiones vividas esté formidablemente distorsionado. Es posible que te sientas culpable por no estar a nivel de las esperanzas excesivas de tus progenitores o por el fracaso de una relación donde la compromiso de los descalabros tiende a ser siempre y en todo momento compartida.
  13. Pensamientos de muerte y suicidio. Todos pensamos en la desaparici√≥n en alg√ļn instante. No obstante, la depresi√≥n puede conducir a pensamientos continuos o repetidos sobre la desaparici√≥n, que tienen la posibilidad de ser vistos como el objetivo del padecimiento que se vive, concluyendo con todo, abandonando ese sentimiento de tristeza, obscuridad, padecimiento, vac√≠o. La depresi√≥n asimismo disminuye la aptitud de combatir los inconvenientes y crea una visi√≥n ¬ęcon los ojos vendados¬Ľ donde no observamos todas y cada una de las cosas buenas que est√°n en nosotros y en torno a nosotros.

¬ŅPla√Īir bastante es bueno o no?

¬ŅPor qu√© raz√≥n lloramos?

El llanto es un fen√≥meno fisiol√≥gico y psicol√≥gico asociado a una fuerte activaci√≥n mental relacionada al procesamiento de las conmuevas. M√°s all√° de que se puede pla√Īir de risa, la mayor parte de las ocasiones esto pasa en el momento en que experimentamos un aprecio negativo, esto es, un estado an√≠mico deprimido o ansioso.

Hay m√ļltiples hip√≥tesis que procuran argumentar la predisposici√≥n a pla√Īir frente hechos que nos causan mal psicol√≥gico, pero la mucho m√°s famosa es la que expone que hablamos de un mecanismo gen√©ticamente codificado merced al como tenemos la posibilidad de llamar la atenci√≥n del resto, soliciar asistencia t√°citamente en el momento en que hay algo que nos preocupa.

Las l√°grimas como una parte de un desarrollo

Debemos dejar en claro que no todas y cada una la gente somos iguales ni encaramos los inconvenientes del mismo modo. Cada uno de ellos tiene tiempos de reacción y trata su situación de una forma cierta. Con eso deseamos decir algo muy sencilla. Va a haber quienes den brida suelta a sus conmuevas de manera sencilla, rápida y espontánea y va a haber quienes precisen un cierto tiempo.

De esta manera sea, no es un inconveniente. No hay nada patol√≥gico en esos que comienzan a pla√Īir despu√©s, esos que, por su personalidad o educaci√≥n, son mucho m√°s reluctantes a verter sus l√°grimas. En alg√ļn momento esto va a suceder, frecuentemente se precisa un disparador, un est√≠mulo que se haga m√°s f√°cil esta reacci√≥n. Puede ser una foto, una canci√≥n, un paisaje, una situaci√≥n espec√≠fica…

No bloquees su llanto

Desde este momento, est√©s con quien est√©s, en cualquier situaci√≥n y Da igual la edad que poseas, si alguien a tu alrededor comienza a pla√Īir y decides unirte a su emoci√≥n, est√° completamente contraindicado decir: NO LLORES

En el momento en que alguien afirma las expresiones ( que a partir de ahora est√°n prohibidos) No llores, andas mandando el mensaje de que pla√Īir es malo o no apto o, por lo menos, insignificante. Este fallo de que el llanto nos desgasta se encuentra dentro de los mayores fallos que nos logramos hallar con relaci√≥n a las conmuevas y su administraci√≥n. Chillar lo que requerimos nos hace sanar el sistema sensible y de ah√≠ que es BUENO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *