Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ C√≥mo se le llama a la escala del 1 al 10

Cómo se le llama a la escala del 1 al 10

La Escala Likert es una escala de calificación usada para preguntar a un individuo sobre su nivel en concordancia o conflicto con una afirmación. Es perfecto para medir las reacciones, reacciones y hábitos de un individuo.

Antes de estudiar a utilizar una b√°scula, hayamos ido en orden y recapitulemos. Cosas que precisa entender:

  1. Escalar significa cambiar el tama√Īo de un elemento original para llevarlo a cabo mucho m√°s grande o mucho m√°s peque√Īo sosteniendo sus des, y siempre y en todo momento debe se√Īalar a qu√© escala lo redimension√≥. ¬ŅA fin de que? Para lograr dibujarlo y que quepa entero en una hoja, o si el elemento a dibujar es bastante peque√Īo agrandarlo para lograr verlo bien, con sus datos. Y, lo que es m√°s esencial (pues despu√©s todos y cada uno de los dibujos est√°n hechos con programas de pc), a fin de que cualquier persona extra√Īa logre leer, medir un dibujo a escala para comprender precisamente cu√°l es su tama√Īo real.
  1. Para representar de manera confiable elementos de la verdad en papel, con sus medidas reales, los elementos tienen que medir lo mismo. O sea viable en el momento en que el elemento tiene un tama√Īo que se ajusta al tama√Īo del papel en el que lo vas a dibujar. Si vas a dibujar un m√≥vil inteligente que mide 8 cm de ancho x 16 cm de prominente, en un A-4 (210√ó297 mm) te cabr√° mucho m√°s que de m√°s en escala real, escala 1:1, o sea, 1 cm de el tama√Īo real es igual a 1 cm en el dibujo. En el momento en que lo hayas dibujado, colocar√°s el m√≥vil inteligente encima y va a coincidir precisamente.

Regla UNE EN ISO 5455:1996

Existe la regla UNE EN ISO 5455:1996 que sugiere la utilización de ciertos géneros de escalas normalizadas. Por supuesto la escala natural siempre y en todo momento va a ser 1:1. Las des de ampliación recomendadas son: cien:1, 50:1, 20:1, diez:1, 5:1, 2:1. De esta forma, las medidas de escala recomendadas para la reducción son: 1:2, 1:5, 1:diez, 1:20, 1:50, 1:cien, 1:200, 1:500, 1:1000, 1:2000, 1:5000, 1:10000.

Si deseamos realizar escalas particulares, así sea por el hecho de que su representación lo necesita o por el hecho de que ninguna de las escalas explicadas previamente es de nuestra conveniencia, se puede agrandar el rango de escalas recomendadas en la parte de arriba y también inferior. Esta salvedad puede no ser viable en el momento en que la escala deseada se proviene de una escala sugerida multiplicada por una capacidad de diez.

De qué forma charlar sobre su mal

Aun si su médico emplea una escala de mal de En una escala del 0 al diez, considere estas formas auxiliares de charlar sobre su mal para ser mucho más precisos.

  • Equipara tu mal con el peor mal que hayas sentido. ¬ŅEn alg√ļn momento di√≥ a luz, tuvo c√°lculos nefr√≠ticos o sufri√≥ un trauma esencial, como una fractura grave? Cotejar su mal cr√≥nico con el peor mal que haya tenido puede contribuir a a√Īadir visi√≥n, seg√ļn Chrystina Jeter, MD, anestesi√≥loga y experto en manejo del mal en UCLA Health, citada en el producto de NPR.
  • Coloca tu mal en el contexto de tus ocupaciones cotidianas. ¬ŅOptimizaci√≥n o empeora en el momento en que haces actividad f√≠sica o ejercicio? ¬ŅDe qu√© manera es su mal en la ma√Īana o en la noche?
  • Hable sobre de qu√© manera su mal perjudica sus funcionalidades. ¬ŅSu mal le impide efectuar ocupaciones concretas que antes pod√≠a llevar a cabo?

La equidistancia de las curvas de nivel

En el Blog de Región Táctica charlamos antes sobre las curvas de nivel en un mapa topográfico. Su relación con la escala de un mapa nos transporta al término de equidistancia.

La equidistancia es la diferencia incesante entre 2 curvas de nivel sucesivas. Por ende, cuanto mayor sea la escala del chato, mayor va a ser el n√ļmero de contornos que se tienen la posibilidad de representar sin p√©rdida de claridad.

REFERENCIAS

  1. Bland M. Introducción a la estadística médica. 3.ª edición, Oxford: OUP, 2006.
  2. Dawson-Saunders B, Trapp RG. Bioestadística Médica. México D.F: Manual Moderno, 1993.
  3. Dexter F, Casta√Īo DH. An√°lisis de pruebas estad√≠sticas para cotejar medidas de escala anal√≥gica visual entre conjuntos. Anestesiolog√≠a 1995; 82: 896-902.
  4. Forrest M, Andersen B. Escala ordinal y estadística en la investigación médica. BMJ 1986; 292: 537-538.
  5. Portney LG, MP de Watkins. Argumentos de la Investigación Clínica. Apps a la práctica. 2ª ed. Río Saddle superior: Prentice-Hall, 2000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *