Saltar al contenido
Inicio » Cómo se llama el espíritu de la tristeza

Cómo se llama el espíritu de la tristeza

Belfegor – Wikipedia, la enciclopedia libre.

Enseñanza “El espíritu (demonio) de la soledad”. Suscríbete y dale un 👍

Hay un ángel caído popular como el demonio de la tristeza, si bien no posee un nombre concreto en la Biblia. Se le relata en el libro de Lucas, capítulo diez, versículos 18-20. En estos versículos, Jesús les afirma a sus acólitos que han vencido a Satanás y sus diablos. Entonces les afirma que todos y cada uno de los diablos se les presentarán pero los vencerán pues él los derrotó.

El demonio de la tristeza es una figura muy habitual en la religión y la mitología. En muchas religiones se estima que el demonio de la tristeza es el encargado de la tristeza, el mal y la angustia. Asimismo se le asigna haber provocado la desaparición y la desesperación. En la mitología, el demonio de la tristeza acostumbra representarse como una figura obscura y lúgubre que se nutre de la alegría y la alegría de la gente.

¿Quién es Andrew Solomon?

Andrew Solomon es escritor y instructor de psicología y uno de los más importantes especialistas mundiales en depresión. En su último libro, El demonio de la depresión, nos proporciona su visión de esta patología.

A lo largo de 5 años entrevistó a múltiples personas que sufrían depresión para redactar su libro, aparte de contar su experiencia personal, en tanto que él mismo ahora sufría esta patología. Recibió el Premio Nacional del Libro y es finalista del Premio Pulitzer.

¿Qué es Acedia?

¿Qué es la acedia? Llama la atención conocer que no pocos son los estudios aplicados a ella en nuestro tiempo. El monje Gabriel Bunge lo llama el “mal obscuro”, la autora y laica benedictina Katheleen Norris lo llama la “morfina espiritual” que nos inyectamos en el momento en que se nos pide bastante. Reinhardt Hutter lo detalla como “apatía espiritual”, que estimula la combinación tóxica de la lujuria de los ojos y la lujuria de la carne. La pensadora francesa Lucrèce Luciani-Zidane lo llama el “vicio formal del cristianismo”. El argentino Horacio Bojorge advirtió hace unos años que habitamos la «civilización de la acedia». Y, varios siglos antes, el monje Evagrius -superexperto en el tema de la acedia- la llamó el “demonio del mediodía”, la adicción que mucho más sufrimientos y inconvenientes hace.

Acedia es un virus que se inyecta en nuestras ánimas. Los síntomas de la infección son: sopor, pérdida de tensión en el alma, sensación de vacío, aburrimiento, apatía, incapacidad para concentrarse, ansiedad del corazón, falta de promesa. Está antecedido por «tristeza» y «agresión». Viene tras un deseo fallido (tristeza) y, una vez inflamado, se transforma en furia.

¿Qué es la tristeza según el planeta?

Es en el momento en que sencillamente nos arrepentimos de lo que hicimos y, entonces, en el momento en que pasa, frecuentemente hacemos exactamente el mismo mal contra Dios y contra el resto. O sea tristeza según el planeta. En la tristeza mundana, el foco está en uno mismo, lamentando ser atrapado y tolerando las secuelas en vez de sentir culpa y vergüenza por haber pecado contra Dios y el resto.

¿De qué forma asistir espiritualmente a un individuo con depresión?

Para contribuir a esta persona, puede realizar lo siguiente:

  1. Hable con esta persona sobre lo que ha sentido y por qué razón le preocupa.
  2. Argumentar que la depresión es una patología, no un defecto o debilidad personal, y que acostumbra prosperar con régimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *