Saltar al contenido

Cómo secar a un gato después del baño

Debemos lograr que el gato nos deje utilizar el secador en su cuerpo tras bañarlo. Hay que llevarlo a cabo con tranquilidad y de a poco, sin presionarle. Escogemos un ámbito relajado y procedimos a emplear la secadora para secarle el pelo mientras que le afirmábamos expresiones afables a fin de que se sintiese cómodo.

Como todos entendemos, los gatos y el baño no son términos comunmente socios, o sea, a los gatos no les agrada el agua, o cuando menos a la enorme mayoría sí. Por este motivo, es esencial acostumbrar al gato al baño desde los 3 meses, especialmente si más adelante estimamos que es un gato de exposición.

Champú

Cuando tu gato esté totalmente mojado, es hora de utilizar el champú; pero antes es esencial que leas las normas del frasco y las prosigas literalmente. Los especialistas aconsejan utilizar el champú masajeando delicadamente en la dirección del pelo.

Tenga precaución de que el champú no entre en contacto con sus ojos, boca u oídos salvo que su veterinario le haya dado otra indicación de inconvenientes en la piel.

Otra alternativa sobre de qué manera mojar a un gato

Si probaste a lavar a tu gato con agua y se siente muy asustado y inquieto, lo destacado es lavarlo con un champú seco. En nuestras tiendas y en nuestra página web de Tiendanimal vas a poder localizar inmensidad de champús en seco, escoge siempre y en todo momento el mucho más conveniente para tu gato, según sus pretensiones y peculiaridades.

Como en la situacion previo, suponemos un ámbito relajado y relajado donde tengamos la posibilidad mojar a nuestro gato. Lo primero es cepillar a nuestro gato para remover toda la mugre, pelo fallecido o probables nudos. Conque prosigamos las normas de nuestro champú en seco, la mayor parte de ellas deberás utilizar el producto por todo el cuerpo, teniendo particular precaución en el hocico de nuestro gato.

¿Por qué razón debo mojar a mi gato?

Varios dueños suponen que sus gatos no precisan asistencia por el hecho de que pasan bastante tiempo cuidándose, pero esto no es verdad. A pesar de que los gatos se cepillan el pelo fallecido, se masajean las raíces del pelo y distribuyen los aceites anatómicos de forma mucho más traje (todo empleando sus lenguas arrugadas), el inconveniente es que la mugre y la caspa no van a parte alguna, lo que provoca que un gato no se sienta cómodo. totalmente limpio

Por otra parte, la multitud acostumbra meditar que los gatos detestan el agua y que de ahí que no se les puede duchar. Si consigues que se acostumbre desde el comienzo, los baños no van a ser agobiantes para ellos y se transformarán en una sección habitual de sus vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *