Saltar al contenido
Inicio » Cuál es el género más infiel

Cuál es el género más infiel

La ciencia afirma que de todos modos son las mujeres las que mucho más pelean contra la monogamia. Además de esto, en su investigación, los antropólogos apuntan que la iniciativa de que las mujeres tienen menos libido “es equivocada”, en tanto que “quieren pluralidad sexual y esto puede conducir a la infidelidad”.

Este titular, “Las mujeres asimismo son infieles”, no habría de ser novedad y, al revés, llama la atención. Habitamos una sociedad donde se estima que las mujeres sean buenas mamás, buenas esposas y buenas hijas.

Es verdad que las cosas están mudando, pero son convicciones tan arraigadas en la sociedad que todavía regulan nuestros pensamientos, hábitos y conmuevas.

¿Por qué razón los hombres engañan?

¿Por qué razón los hombres verdaderamente engañan? El deseo de formar parte en la infidelidad tiende a estar animado por los próximos fundamentos:

  • Falta de madurez: si un hombre no posee mucha experiencia en las relaciones, puede desatender acciones que tienen la posibilidad de dañar a su pareja, la infidelidad es uno
  • Inconvenientes concurrentes: El abuso de alcohol o drogas puede ofrecer rincón a un accionar sexual espontáneo, como el sexo casual.
  • Inconvenientes de inferioridad: La duda o la inseguridad tienen la posibilidad de ser en buscar la validación de su atrayente por la parte de otras mujeres.
  • Falta de compromiso: Si un hombre no se responsabiliza lo bastante de sus actos, trasladará las secuelas de su engaño a otra gente, por poner un ejemplo, mujer, jefe o aun a otras mujeres.
  • El cariño se fué: En ocasiones la infidelidad puede ser un fundamento para romper relaciones recientes. Y en vez de argumentar lo que está mal, un hombre engaña a su mujer y la ordena a dejarlo.
  • Trauma Infantil: Si un hombre fue abusado física o emotivamente en el momento en que era niño, esto puede ser en una incapacidad para comprometerse totalmente con un individuo. Además de esto, un hombre puede descarriarse para distraerse de viejas lesiones no curadas.
  • Exceso de seguridad: un hombre tiene la posibilidad de tener esperanzas poco realistas de que merece mucho más que otros hombres. De ahí que puedes jugar en el campo en el momento en que desees.
  • Monogamia: Ciertos hombres son naturalmente monógamos. Por este motivo, se estima que juegan en la cancha por el impulso natural de seguir con el estirpe familiar.
  • Egoísmo: Un hombre puede meditar que sus conocidos cercanos tienen que agradar todos de sus deseos sexuales en todo el día. Si ella no lo realiza, él busca satisfacción sexual en otra sección.
  • Venganza: Si tu pareja te engaña, posiblemente desees hacerle daño. Y devolver el engaño es la manera más óptima de vengarse.
  • Sin química: Ciertos hombres reportan una falta de deseo sexual por sus esposas en el momento en que dan a luz a un niño. Sus parejas no se muestran como elementos sexuales, sino más bien como figuras maternas.
  • Falta de espontaneidad: Ciertos hombres se desvían en el momento en que sus relaciones en un largo plazo se vuelven triviales y hastiadas. En un caso así, procuran adrenalina con otra mujer (o mujeres).

– Falta de conexión con la pareja

Transcurrido el tiempo, es simple que la pareja comience a sentir una disminución de los instantes que tienen en común. La rutina, comunicar menos aficiones, los inconvenientes del día a día o llevar a cabo menos proyectos a 2 afectan a la relación.

Se pierden instantes de privacidad indispensables para diálogos profundas y importantes. Es muy normal que las relaciones cambien, pero en ocasiones hay una desconexión tan fuerte en todos y cada uno de los puntos que se tienen la posibilidad de producir sentimientos de frustración, decepción y también insatisfacción. Un caldo de cultivo idóneo para la infidelidad femenina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *