Saltar al contenido

Cu√°les son los 2 nuevos sentidos

√öltimamente se describieron 2 ‚Äúnuevos sentidos‚ÄĚ, son el vestibular y el propioceptivo, pero la mayor parte de la gente prosiguen gui√°ndose por los habituales.

Mediante este producto vas a conocer las bases y tambi√©n relevancia del avance sensorial seg√ļn la pedagog√≠a Waldorf, lo que te dejar√° entender mejor el enorme valor de las RIMAS CON MOVIMIENTO.

Rudolf Steiner, principal creador de la Pedagog√≠a Waldorf, gui√≥ su metodolog√≠a fundamentada en lo que podr√≠amos llamar ‚Äúpsicolog√≠a antropos√≥fica evolutiva‚ÄĚ, asimismo creada por √©l.

En la escuela me explicaban que contamos cinco sentidos, mis abuelos afirmaban que ‘los que comen y cantan no tienen cinco sentidos’, y mis progenitores me afirmaban que usara el cinco sentidos en todo cuanto hac√≠a De este modo medr√© pensando que solo disponemos cinco sentidos, pero transcurrido un tiempo descubr√≠ que sentir es considerablemente m√°s. El o√≠do, la visi√≥n, el olfato, el gusto y el tacto son sistemas sensoriales que llamamos exteroceptivos. Reciben este nombre pues estos sentidos nos reportan sobre lo que sucede fuera de nuestro cuerpo: tenemos la posibilidad de sentir la luz, los sonidos, la temperatura, la sensaci√≥n de mal, los fragancias, el gusto y la temperatura de las substancias y cualquier sensaci√≥n que venga del exterior. . ¬ŅY el interior entonces‚Ķ? ¬ŅNosotros asimismo estamos por la parte interior? Claro. Entre otras muchas cosas, el hombre es con la capacidad de sentir si est√° tumbado o parado, en movimiento o totalmente inm√≥vil, si tiene las piernas cruzadas o los brazos levantados… y o sea viable merced a los sistemas propioceptivos. Si bien quiz√°s poco se mencion√≥ de ellos, estos sistemas son fundamentales en la vida humana, puesto que nos reportan sobre qui√©nes somos y de qu√© manera es nuestro cuerpo, su situaci√≥n y movimiento con relaci√≥n a el espacio. Esto es, tenemos la posibilidad de entender de qu√© forma est√°n nuestras articulaciones sin la necesidad de mirarlas. Tenemos la posibilidad de distinguir tres sistemas sensoriales propioceptivos: el propioceptivo, el vestibular y el t√°ctil.

Nocicepción

La nocicepción nos deja sentir el mal fisiológico. Hay tres géneros de receptores del mal: en la piel, en las articulaciones y los huesos, y en los órganos del cuerpo. Si bien antes el mal se consideraba una experiencia subjetiva, en este momento se conoce que es un fenómeno que implica todos y cada uno de los sentidos simultáneamente y que se registra en la corteza cingulada previo del cerebro. El mal tiene una función muy, muy clara: hacernos prestar atención al riesgo y evitarlo.

Aparte de estos 4 sentidos auxiliares, los cient√≠ficos estudiaron lo que m√°s adelante podr√≠a nombrarse el ¬ęsentido de alarma¬Ľ, ubicado en la corteza cingulada previo del cerebro, y que ser√≠a otra forma de defendernos de riesgos potenciales. Por √ļltimo, en lo que se considera otra manifestaci√≥n del sentido del tacto (aparte de la termocepci√≥n, la nocicepci√≥n, la propiocepci√≥n y la percepci√≥n del movimiento) contamos lo que llamamos la ‚Äúfunci√≥n interoceptiva‚ÄĚ, que nos deja sentir lo que pasa en nuestro cuerpo. Cada √≥rgano tiene la aptitud de sentirse a s√≠ mismo, y este es el origen de una sucesi√≥n de experiencias que nos son muy familiares, como la sed, el apetito, la taquicardia, la hinchaz√≥n y el ardor de est√≥mago.

SISTEMA T√ĀCTIL

Da informaci√≥n sobre lo que se toca por medio de los receptores cut√°neos. Se puede distinguir textura, forma, tama√Īo o peso. Asimismo da informaci√≥n relacionada con el mal y la temperatura (Distritos, 2015).

Radica en el sistema asegurador que responde a los estímulos con movimiento o alarma para protegerse. Y por el sistema discriminativo que traduce las especificaciones exclusivas y temporales de los estímulos recibidos (Beaudry, 2011).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *