Saltar al contenido

Cu√°les son tus dones

Los dones son capacidades o dones divinos que Dios entrega a los humanos seg√ļn su sabidur√≠a y nivel de conciencia. La fuente donde viven estos dones est√° en el esp√≠ritu y se usan para el beneficio del resto a trav√©s del servicio a el resto y como prop√≥sito de vida aqu√≠ en la Tierra.

En la sociedad de la cual formamos parte productiva, posiblemente hayas olvidado apreciar tus regalos, no solo est√° condicionado por la rentabilidad, la oferta o la demanda, sino m√°s bien asimismo por el prop√≥sito que puedes expresar, para ti y para el resto, mediante ellos: caer enamorarse, gozar, ser √ļtil, trascender, disfrutar, hacer, dar novedosas perspectivas, comunicar, son varios de los mundos que se abren en el momento en que conocemos, vivimos y expresamos nuestros dones, d√°ndoles el valor que tienen para el planeta.

‚ÄúEl misterio de la presencia no es solo vivir, sino m√°s bien entender para qu√© exactamente vives‚ÄĚ afirma una oraci√≥n de Fedor Dostoievsky que invita a preguntarse: ¬ŅSabes cu√°l es esa esencia, cualidad o capacidad que te caracteriza? y te distingue del resto?

Dones de curación:

Este se encuentra dentro de los dones mucho m√°s extraordinarios de Dios por el hecho de que la gente que lo tienen tienen la posibilidad de rezar por los enfermos y traer el poder de Dios para sanarlos completamente.

Este es un don que da a los cristianos la aptitud de tener una sabidur√≠a que va al√©n de la sabidur√≠a humana, pues les da la aptitud de decir o realizar lo acertado seg√ļn la intenci√≥n de Dios. Un individuo con este don se identifica por tomar excelentes resoluciones en su historia.

Nuestros distintos dones

¬ŅDe qu√© manera debemos ser precisamente un pueblo misionero? El Esp√≠ritu Beato une a todos y cada uno de los fieles como un solo cuerpo y nos capacita para la misi√≥n. Todos acercamos algo nuevo a la mesa, pero juntos debemos marchar en armon√≠a: ¬ęNosotros, que somos varios, somos un cuerpo en Cristo, cada uno de ellos integrante del otro¬Ľ (Romanos 12:5).

El Se√Īor nos ha bendecido a todos nosotros con algunos dones y capacidades. Estos dones nos asisten como integrantes del cuerpo de Cristo conforme avanzamos juntos en la misi√≥n. Nuestros dones son distintos, pero Dios los agrupa para exactamente el mismo prop√≥sito (1 Corintios 12:4-7). Los distintos dones de cada uno de ellos se complementan entre s√≠ y trabajan juntos por el bien com√ļn de realizar seguir el reino de Dios aqu√≠ en la tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *