Saltar al contenido
Inicio » Cuándo es hora de soltar

Cuándo es hora de soltar

Señal de que es hora de dejarse llevar y sentirse perdido, sin rumbo, tal y como si flotaras en un mar de incertidumbres. En el momento en que sientes que te alejas poco a poco más de lo que eres o de lo que deseas ser.

SOLTAR Y ATAR

Esta semana deseamos charlar de dejar caer y atar para seguir en el sendero de la vida. Y sucede que frecuentemente estamos atrapados, encerrados, tal y como si no pudiésemos salir de nuestro ambiente, sentimos cosas en el corazón que no nos agradan.

Teclas de liberación.

No hay manual de normas ni fórmula mágica para dejar caer a alguien oa algo sin padecer. Pero existen algunas claves que nos tienen la posibilidad de contribuir a que el desarrollo sea menos lamentable. Estas son ciertas sugerencias:

  • Sé franco contigo y permítete expresar tu mal. En el momento en que algo acaba, duele. Y debemos ofrecernos permiso para plañir o desahogarnos, pero asimismo para rememorar todo cuanto Él nos dio mientras que duró.
  • Autocontrol y eludir exposiciones superfluas. En el momento en que nos encontramos en desarrollo de separación, es muy normal que tiendamos a buscar espacios para hallarnos con esa persona, o que veamos en las comunidades para poder ver de qué forma va su historia. ¡Precaución! Esto no es bueno para nosotros. Esto solo alargará el desarrollo.
  • Prueba novedades. Procura encauzar tu energía en nuevos proyectos o vivencias. Quizás sea hora de anotarse en esa clase de yoga, baile o pintura que deseaba tomar.
  • No te culpes y admite la verdad así como es. Este no es el instante de preguntarse si accionar de otra forma hubiese eludido esta situación. En vez de culparte a ti, aprende de la experiencia.
  • Rodéate de personas que te hagan sentir bien. Apoyarte en quienes te desean y te conocen bien te va a ayudar a sobrepasar esta etapa.

Dejar ir es dejar SER…

¿Te pasó en algún momento que conociste a personas esenciales en tu vida en instantes inopinados? Sucedió por el hecho de que estabas predestinado para esto. Por el hecho de que la energía fluyó libremente para SER.

Todos contamos un emprendimiento de vida, hermosas personas por entender y enormes cosas por ocurrir. Pero frecuentemente esto se puede truncar, en el momento en que persistimos en lograr que las cosas sucedan. Entonces vienen las protestas como, «¿Por qué razón siempre y en todo momento me pasa a mí?» «¿Por qué razón jamás te marchas?» «¿Por qué razón siempre y en todo momento me haces esto?» Es hora de dejarlo ir.

La vida te va a enseñar por quién tienes que pelear y a quién es preferible rendirse

En este profundo desarrollo de desapego, de liberarnos de lo que nos duele, de los que no adoran nosotros o de los que mal desean, abrimos por su parte un atrayente trámite en el que descubrimos todo cuanto verdaderamente importa.

  • Da igual si en este sendero nos quedamos con escasos.
  • Da igual si solo hay 4 personas junto a ti.
  • Da igual si hay 2 intereses en los que has decidido centrar tu vida.