Saltar al contenido
InicioCuando la tristeza no se va

Cuando la tristeza no se va

Es esencial percatarse de que sentirse triste en ocasiones es una secci贸n habitual de la vida, pero en el momento en que este sentimiento incrementa y empiezas a tener sentimientos y pensamientos perturbadores de forma incesante, tienes que preguntar a tu m茅dico a fin de que logre tratarte apropiadamente. . tu depresi贸n

Tenemos la posibilidad de sentirnos tristes pues tuvimos una discusi贸n con un amigo, rompimos con nuestra pareja o un 贸ptimo amigo nuestro se mud贸 a otro sitio. Es natural sentirse triste, deprimido o desanimado. Todos sentimos estas conmuevas humanas; son reacciones a las adversidades y 贸bices de la vida. No obstante, en el momento en que estas conmuevas se sostienen a lo largo de un buen tiempo o son muy profundas, se transforma en una patolog铆a llamada trastorno depresivo.

La civilizaci贸n donde nos encontramos metidos nos llev贸 a sobrevalorar y amplificar las conmuevas positivas. Es tal y como si tuvi茅semos que probar que la alegr铆a y el positivismo nos dominan en todo instante y que todo siempre y en todo momento es excelente.

T谩cticas capaces que nos dejar谩n sacudirnos la tristeza

Para liberarnos de toda esa tristeza que nos desmotiva, que provoca que cada d铆a en lugar de despertarnos con una sonrisa, lo hagamos con una mueca de decepci贸n y que provoca que nuestra vida parezca sin ning煤n sentido, es requisito poner en pr谩ctica ciertas t谩cticas.

Las primordiales son admitir la tristeza y eludir sus manifestaciones mucho m谩s habituales, como el llanto o la introspecci贸n. De nada sirve negarlo y encapsularlo o mandarlo al exilio. Requerimos admitir que nos encontramos tristes y, m谩s que nada, dejarnos expresarlo. Da igual si nos quejamos, si lloramos bastante, si deseamos romper a pla帽ir. Son precisos esos instantes en los que la imagen que tenemos la posibilidad de proyectar pasa a ser secundaria: la catarsis sensible pierde su funci贸n en el momento en que est谩 con fuertes y recios muros que no la dejan.

Depresi贸n vs. 驴tristeza?

La tristeza aparece de una situaci贸n concreta y real, como la separaci贸n de una relaci贸n cari帽osa, la desaparici贸n de un individuo cercano, la p茅rdida del trabajo, adversidades econ贸micas, por ejemplo. En el momento en que nos encaramos a ocasiones que alteran el ambiente al que nos encontramos familiarizados, experimentamos sentimientos de melancolia, frustraci贸n, furia y, a veces, apat铆a. No obstante, tras un tiempo, que es dependiente del g茅nero de situaci贸n agotador a la que nos enfrentemos, estos sentimientos van desapareciendo hasta el punto de no experimentarlos e inclusive poder rememorar el acontecimiento agotador sin rememorar esos sentimientos.

La depresi贸n se distingue de la tristeza como un trastorno afectivo donde hay p茅rdida de inter茅s o exitaci贸n en alguna actividad com煤n al avance del sujeto sin detectar una causa concreta o real que crea esa apat铆a.

驴Qu茅 realizar si andas triste?

  1. Llora si tienes ganas. La tristeza es una emoci贸n como cualquier otra y tiene su funci贸n. Tienes derecho a sentirte triste y pla帽ir si lo precisas. No es moco de pavo entender qu茅 realizar en el momento en que andas triste.
  2. Admite tu instante y date un respiro. Est谩 bien, en ocasiones la manera m谩s 贸ptima de cambiar algo es admitirlo y dejar de combatir contra ello. No requerimos sentirnos contentos inmediatamente, cada desarrollo transporta su tiempo.
  3. No juzgues lo que sientes. El juicio que hacemos sobre nuestros sentimientos crea mayor malestar: 鈥渓o que debo sentir, lo que van a pensar el resto, lo que pienso que soy por sentirme de esta manera鈥︹. Estar triste no nos afectar铆a tanto si no pens谩ramos que afirma algo sobre nosotros y nos aferr谩ramos a ello; tenemos la posibilidad de verlo como una emoci贸n que, como cualquier otra, en relaci贸n llega, se marcha.
  4. No te a铆sles. La inclinaci贸n a aislarnos ayuda a que nos sintamos a煤n peor en el momento en que nos encontramos tristes. M谩s all谩 de que es verdad que hay instantes en los que requerimos estar solos, comunicar instantes con otra gente nos distrae, nos hace meditar en otras cosas para no proseguir nutriendo el sentimiento negativo.
  5. H谩blalo, comp谩rtelo. En el momento en que estamos tristes no debemos pasar solos; Si lo procura, descubrir谩 que charlar de algo o desquitarse puede ser verdaderamente liberador. Siempre y en todo momento vamos a encontrar cuando menos UNA persona preparada para escucharnos: un amigo, un familiar, un popular, un profesional… 隆Hasta un per铆odico puede ser realmente 煤til!
  6. T贸mate tu tiempo, 驴qu茅 deseas llevar a cabo? A priori la contestaci贸n puede ser 鈥渘ada鈥, la apat铆a se apropia de nuestro poder de resoluci贸n. Si esto sigue en el tiempo, detente y piensa con tranquilidad, 驴andas seguro de que algo no te viene a la cabeza? Las peque帽as cosas llenan nuestro d铆a a d铆a: un ba帽o ardiente, una pel铆cula, salir a caminar, charlar con un amigo, elaborar nuestro plato preferido, apuntarnos a una actividad鈥 este g茅nero de ocupaciones nos asisten a sentirnos menos tristes.
  7. Protege tu fachada y tambi茅n higiene personal. D煤chate, v铆stete y protege tu higiene personal. Prestar atenci贸n a algo tan b谩sico es primordial, es cuidarnos a nosotros: si hay un individuo que no puede olvidarte, eres t煤 mismo. Adem谩s de esto, verse bien es aporta un beneficio para nuestro estado an铆mico.
  8. Sal a la calle. Si pasamos todo el d铆a en nuestra burbuja, la atm贸sfera ocasionalmente se volver谩 hastiada. Hay mucho m谩s ox铆geno ah铆 fuera, 隆sal ah铆 fuera y respira!
  9. Entablar una rutina. Esto nos transporta a ordenar nuestro d铆a a d铆a y no abandonarnos en la tristeza y la soledad.
  10. Ejerce deportes. Hacer deporte, aparte de asistirnos a desconectar y dejar en libertad conmuevas, provoca que generemos una secuencia de hormonas que nos asisten a sostener un estado an铆mico positivo en frente de la tristeza y la soledad.
  11. Conc茅ntrate en el presente. 鈥淟o hecho, hecho est谩鈥, semeja simple de decir pero no tenemos la posibilidad de regresar atr谩s para recobrar el tiempo o cambiar el pasado. No obstante, tenemos la posibilidad de centrar nuestra atenci贸n y esfuerzo en el ‘el d铆a de hoy’, para explotar el tiempo y cambiar el futuro. Es esencial tener esto presente para batallar la soledad.
  12. M谩rcate peque帽as misiones cotidianas o por semana para batallar la tristeza y la soledad. Esto causa que nos centremos en otros temas y prestemos menos atenci贸n a eso que nos preocupa. Basta de peque帽os hechos reconfortantes, Roma no se edific贸 en un d铆a. Comprobar y ver que los logramos anima y impulsa.
  13. Busca asistencia t茅cnica. En el momento en que nos encontramos tristes, no tenemos la posibilidad de recuperarnos confiando solo en nuestro ambiente, pero eso no quiere decir que no haya salida. Tal como vamos al m茅dico en el momento en que nos duelen los pies, 驴por qu茅 raz贸n no asistir al sic贸logo en el momento en que nos duele el coraz贸n?

Fuente consultada:

  • Las diez cuestiones clave sobre la depresi贸n. Informaci贸n para pacientes y familiares. m茅dico Guillermo Lahera Forteza, Catedr谩tico de Psiquiatr铆a y Psicolog铆a M茅dica de la Facultad de Alcal谩 de Henares y tambi茅n Estudioso del CIBERSAM.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *