Saltar al contenido
Inicio » Cuánto tiempo puede vivir una persona con depresión

Cuánto tiempo puede vivir una persona con depresión

La duración de un episodio depresivo puede cambiar desde múltiples semanas hasta múltiples meses o aun años. La mayor parte de la gente acostumbran a estar totalmente bien en 4 a 6 meses. Sin régimen puede perdurar semanas, meses e inclusive años.

Depresión en la mujer

“Entre los inconvenientes que tenía con mi madre era hacerle admitir que algo andaba mal conmigo. Para ella, ir al sicólogo era una exageración, una manera de llamar la atención. Y si estuviésemos comentando de un psiquiatra, peor”, afirma Tere Robles*, 26 años.

Le agradaría que su madre y sus amigos comprendieran que sentirse de esta forma no es su resolución y que padecer depresión no significa “estar triste en todo momento”. Para Tere, vivir con depresión fue un viaje en el que comprendió que no posee nada de malo sentirse de esta forma, pero al tiempo es algo con lo que debe pelear para no ser presa de la patología.

¿Cuánto tiempo transporta ver alguna optimización en la depresión mayor?

Cuando se diagnostica la depresión, es común que el tolerante se sienta confundido, fallido y tenga sentimientos de inutilidad por no poder conducir sus ocupaciones. Todo lo mencionado frecuenta ir asociado a un sentimiento de deshonra y una demanda urgente de resoluciones que se hace desesperadamente al médico responsable de tratar el desarrollo.

Esta situación es vivida con angustia por el tolerante (asimismo por sus familiares e inclusive por nuestro profesional sanitario) y son usuales las protestas de que la depresión ha aparecido en un instante singularmente inoportuno («algo debe hacerse»). lo antes posible» «en este momento no me puedo aceptar ser de esta manera»), situaciones que benefician la victimización («por qué razón exactamente yo» «no me merezco esto» «por qué razón en este momento»), y elaborar solicitudes urgentes al psiquiatra para conseguir una cura instantánea.

Desencadenantes recurrentes de la depresión:

  • Reposar poco o mal (sueño no reparador).
  • Situación de pérdida o tristeza.
  • Ansiedad.
  • Enfrentamientos entre o con conocidos cercanos.
  • Ocasiones desapacibles, singularmente si suponen un daño a la autovaloración (por poner un ejemplo, fracaso, decepción, crítica…).
  • Situaciones agobiantes (trabajo, estudios, cambios de residencia, hechos familiares, inconvenientes económicos, etcétera.).
  • Consumo de alcohol, tóxicos o fármacos sin receta.
  • Cambios estacionales u hormonales.
  • Problemas médicos u otras intranquilidades.
  • Abandono del plan de régimen.

El paso inicial para volver como estaba de una recaída es admitir la situación, lo que te dejará arrancar elementos y medidas para superarla, adjuntado con tu médico siempre y cuando sea preciso.

Detección precoz y régimen preciso: entre 3 y 8 meses

Imaginemos que poseemos un tolerante diagnosticado de depresión tras la pérdida de un individuo cercano. Estas ocasiones son muy recurrentes; no obstante, con un diagnóstico precoz y una orientación terapéutica confiable, adecuada y bien aplicada, se puede ver una mejora a los tres meses.

Es esencial recalcar aquí la relevancia de una aceptable terapia en todos y cada uno de los casos. A veces, caer a cargo de pésimos expertos o recibir abordajes terapéuticos poco fiables tiene como resultado todo lo opuesto: la depresión empeora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *