Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Por qu√© al humano le gusta el chisme

Por qué al humano le gusta el chisme

Crea endorfinas, combate el agobio y hace más fuerte el sistema inmunológico. Nos asiste a integrarnos y hacer mas fuerte los nudos en un conjunto popular, con lo que se puede decir que el chisme puede hacer mas fuerte nuestra comunicación con algunas personas que tienen exactamente los mismos intereses en sus diálogos.

¬ęNo me agrada el chisme, pero me divierte¬Ľ es la oraci√≥n habitual que utilizamos para justificar que somos chismosos y nos atrae, en el m√°s destacable sentido. Las mujeres son llamadas chismosas, si bien asimismo se conoce que los hombres lo son. La diferencia radica en que ellos no llaman a eso que hacen ‚Äúchimentos‚ÄĚ; Lo llaman redes. El chisme tiene una connotaci√≥n negativa pues de manera frecuente se emplea para herir a la gente. No obstante, a nivel cient√≠fico comentando, sin chimentos, la sociedad habr√≠a desaparecido.

La palabra ‚Äúchisme‚ÄĚ procede del lat√≠n schisma, que significa ‚Äúseparaci√≥n‚ÄĚ, pero en ingl√©s viejo, su semejante chisme procede de la palabra godsibb o ‚Äúdioses hermanos‚ÄĚ. En el siglo XVIII significaba ¬ępersonas vinculadas en Dios¬Ľ o esos que son nuestros padrinos. La palabra chisme se acu√Ī√≥ para referirse a las di√°logos √≠ntimas de la gente con sus amigos y socios mucho m√°s pr√≥ximos. Esto inclu√≠a a hombres que sal√≠an a tomar con sus amigos e inclusive mujeres que asist√≠an a otros a lo largo del parto. Interesante verdad? Otro concepto que se le asigna a esta palabra en ingl√©s es ¬ęto be friends with¬Ľ.

¬ŅPor qu√© raz√≥n nos resultan de inter√©s las celebridades?

Los humanos nos encontramos programados para estar preocupados por la vida de la gente que son amigos, contrincantes o familiares. Los estudiosos llaman a estas personas ¬ęsocialmente esenciales¬Ľ. Pero, ¬Ņpor qu√© raz√≥n nos preocupamos por personas reconocidas que jam√°s conocimos?

¬ęLo que sucede es que nuestros cerebros cavern√≠colas no est√°n pertrechados para lidiar con esto (la comunicaci√≥n actualizada). En ese entonces, si sab√≠as bastante sobre alguien, por definici√≥n, era socialmente esencial para ti¬Ľ, ha dicho McAndrew. .

¬ŅVas a cotillear?

De esta forma, el chisme tiene la función popular de unirnos, hacer red social, estrechar nudos y entablar valores, pero, además de esto, diríase que asistencia al cerebro a producir endorfinas y, con esto, a achicar el agobio. .

Por otra parte, el chisme existe ya hace siglos, y si bien fu√© rechazado, descalificado y satanizado, no solo no ha desaparecido sino aun lo hemos perfeccionado, a√Īos de avances en tecnolog√≠a al servicio de ¬°chisme! ! Y todos, desde el mucho m√°s prominente hasta el mucho m√°s arg√ľendero, estuvimos en alg√ļn instante en entre los rincones del chisme: invent√°ndolo, difundi√©ndolo, escuch√°ndolo o tolerando las secuelas. Pues a todos nos chifla percibir una aceptable historia de, ‚ÄúY que me sale y que le digo‚Ķ‚ÄĚ, pero bueno, todos lo van a saber, pues‚Ķ ¬Ņqui√©nes somos nosotros para evaluar?

¬ŅDe qu√© manera lidiar con los chimentos?

Desiree Jiménez explicó que hay que tratar en dependencia de la persona y buscar asistencia técnica para manejarla.

Se√Īal√≥ que una manera de asistirlo asimismo ser√≠a negarse a ser receptor de sus chimentos y tambi√©n inventiva, por el hecho de que cuantos menos receptores y audiencia tenga, menos va a poder contar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *