Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Por qu√© duele tanto la muerte de un perro

Por qué duele tanto la muerte de un perro

La sic√≥loga Julie Axelrod resalt√≥ que la p√©rdida de un perro es tan dolorosa pues sus due√Īos no solo pierden al animal, sino m√°s bien asimismo una fuente de amor incondicional, un compa√Īero indispensable que ofrece seguridad y calma, e inclusive un asegurador para quien fue mantenido como un ni√Īo.

Frecuentemente intentamos el tema del desaf√≠o y la p√©rdida de conocidos cercanos como algo bien dif√≠cil de enfrentar. Trat√°ndose de un acontecimiento tan importante como la p√©rdida de un familiar pr√≥ximo, intentamos de encararlo de la mejor forma viable y socialmente se nos comunica que es habitual e inclusive saludable sentirse enfermo, padecer, pla√Īir y presenciar una extensa selecci√≥n de ocasiones. malas intenciones en este acontecimiento. No obstante, hay una p√©rdida que tenemos la posibilidad de padecer frecuentemente y que no se observa como algo tan importante, es la p√©rdida del perro de la familia.

Si bien cada vez es menos recurrente, todav√≠a existe alguna creencia de que siendo un animal, el padecimiento por su p√©rdida ha de ser menor. M√°s all√° de que es verdad que, como humanos capaces de meditar m√°s adelante y por consiguiente en la desaparici√≥n, entendemos que la vida de un perro es mucho m√°s corta que la de un humano, existen varios datos que hacen de su sepa un hecho tan importante como la de un humano alg√ļn otro Amado.

De qué manera sobrepasar la desaparición de una mascota

Da igual si tus amigos o familiares no te comprenden o te comentan que andas exagerando por el hecho de que te sientes triste. Si tu perro o gato ha fallecido, tienes que expresar tu tristeza y enfrentar la pérdida. Tómate el tiempo que precises para sobrepasar este horrible instante.

Si bien debas verter cientos de lágrimas, no las reprimas. Quita todo tu mal a través del llanto.

EL CAMINO DEL DOLOR A LA CALMA INTERIOR

‚ÄúCon escasos seres tenemos la posibilidad de estar mucho m√°s cerca que con los animales que conviven con nosotros, a los que observamos todos y cada uno de los d√≠as, a lo largo de muchas horas y varios a√Īos. Son nuestra familia mucho m√°s pr√≥xima. Un perro o gato se queda adentro en el momento en que cierras la puerta durante la noche‚ÄĚ, afirma.

‚ÄúTu sepa va a estar que se encuentra en nuestra casa todos y cada uno de los d√≠as y se extender√° por toda nuestra casa. De ah√≠ que, su p√©rdida es dura y el desaf√≠o posterior es un desarrollo bien dif√≠cil‚ÄĚ, resalta.

COSMO RECOMIENDA:

Este ni√Īo y perro con vit√≠ligo est√°n ocasionando sensaci√≥n en Internet

Quasimodo: El perro que robó una cantidad enorme de corazones en las comunidades

Un desafío que no es famoso por la sociedad

Una parte de la dificultad del desaf√≠o de un perro reside en que la sociedad no acostumbra ofrecerle probabilidad a este padecimiento . Los perros distribuyen nuestro d√≠a a d√≠a y son un integrante mucho m√°s de nuestra familia, pero los que no gozan de su compa√Ī√≠a no acostumbran a comprender. Posiblemente aun escuches oraciones ofensivas como ¬ęsi es solo un perro¬Ľ o ¬ętengo un amigo que obsequia perros chiquitos, c√≥mprate uno y divi√©rtete¬Ľ. Es la manera (bastante torpe) que tiene esta gente de procurar guiarte a pasar p√°gina, no acostumbran a llevarlo a cabo con malas pretenciones. En la edici√≥n de 2017 del estudio ¬ęLo que entendemos sobre los perros¬Ľ de Espa√ßo Itaca, aprendimos que la gente que pasaron por esta situaci√≥n atribuyen pr√°cticamente 9 sobre diez al nivel de aprecio que siente por la p√©rdida y una puntuaci√≥n de 0,5 sobre diez en concepto de entendimiento de esta p√©rdida por la parte de la sociedad. Tras la desaparici√≥n de nuestro perro, muy de manera r√°pida deberemos regresar a nuestra rutina d√≠a tras d√≠a, sin tener tiempo de cerrar apropiadamente las lesiones. En USA, ciertas compa√Ī√≠as proponen la oportunidad de pedir unos d√≠as de baja remunerada del trabajo para realizar en frente de la desaparici√≥n de nuestro amigo.

Las etapas del desaf√≠o en un perro tienen la posibilidad de ser afines a las etapas del desaf√≠o humano. Negaci√≥n, furia, negociaci√≥n, depresi√≥n y por √ļltimo aceptaci√≥n. En este g√©nero de casos, en el momento en que la desaparici√≥n es inmediata y antinatural, nos ocupa un enorme sentimiento de injusticia. Si el incidente se debi√≥ a alg√ļn abandono de parte tuya, s√ļmale la profunda culpa que te embargar√°. Es bien dif√≠cil, pero trata de meditar que no puedes retroceder en el tiempo y cambiar los acontecimientos. Repetir√°s el guion de ese d√≠a en tu cabeza cientos de ocasiones, pero la verdad siempre y en todo momento va a ser exactamente la misma y tu perro proseguir√° desaparecido. No servir√° de nada culparte a ti con lo que pas√≥.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *