Saltar al contenido

Por qué mi perro se va con cualquiera

Las causas de que un perro se escape de casa tienen la posibilidad de ser distintas: aburrimiento, necesidad de sobra actividad física, temor a determinados ruidos o ansiedad por separación. En otras expresiones, el perro no es compatible la sepa de sus dueños y sale a procurarlos. Es cuestión de saber por qué razón hace esto para parar la situación.

Los perros son animales sociales, les gusta mucho estar en compañía, y somos una sección esencial de sus vidas, semeja que varios de ellos no tienen la posibilidad de vivir sin nosotros. Pero les gusta mucho comer carroña y basura, hábitos que no son compatibles con nuestra higiene y forma de vida.

El perro es con la capacidad de comerse todo cuanto halla por la calle, todo se puede comer. Asimismo piensan que es preferible comerlo en este momento que aguardar a conocer si hay mejor comida después por el hecho de que yo asimismo lo voy a comer. Aun si están bien alimentados y terminan de comer, si hallan un bistec en la calle, se lo comen y no lo distribuyen con absolutamente nadie. Las cosas que mucho más nos incordian y que ellos comen son las cosas que mucho más desean; cadáveres, restos de comida, heces de otros animales, etcétera. Asimismo debemos rememorar que ciertos de estos artículos poseen nutrientes que tienen la capacidad de absorber y alimentarse por sí mismos.

El accionar de ensamblar elementos o personas es muy habitual en los perros chiquitos

Ahora desde los pocos meses de vida es común ver en varios perros chiquitos un accionar habitual, y si bien tengamos múltiples de juntos u observamos una camada de hermanos, observaremos como comienzan a divertirse, corriendo felizmente unos con otros, y algún pequeño termina tratando ‘montar’ a el resto, como otra forma de juego, con independencia de que sean masculino o femenino. Aparte de unos a otros, tienen la posibilidad de construir almohadas, mantas, peluches enormes o nuestra cama, cualquier objeto normalmente blando.

Entre las causas que acostumbra motivar este accionar a tan corta edad es que el cachorro siente mucha emoción o recibe estímulos que le desarrollan una ensaltación desbordante; este ‘ajetreo’ puede liberarlo velozmente corriendo un accionar de montaje; Este mecanismo de liberación se puede ocasionar en ocasiones de alegría como localizar otro perro amigo, jugar con nosotros o hallarse con un individuo cercano, con lo que tenemos la posibilidad de ver que en preciso instante de euforia se dirige de manera rápida a donde están sus juguetes para “ensamblarlos”. . ‘, o intentar ‘montar’ nuestras piernas o las de otra persona. O sea, ocasiones que generan una enorme emoción de euforia, o de nerviosismo, o de sobreestimulación en un instante preciso.

Pensamiento final

Hacer un vínculo positivo y consistente entre los perros y la gente no es solo la solución al inconveniente de «Mi perro no me escucha». Asimismo es la solución a un mal considerablemente mayor: el abandono y el castigo canino.

Deseo finalizar este articulo con una reflexión de Eva Quiñones, experto en accionar canino, máster de Antrozoología (la ciencia que estudia la conexión entre el hombre y otros animales) y directiva de Educanimals: « Los prácticamente 140.000 animales que son dejados de año en año en España y los inconvenientes de conducta a los que se combaten todos los días los docentes caninos nos detallan la necesidad de un cambio de visión sobre la convivencia con estos animales”.

¿De qué manera trabajar con perros reactivos a lo largo del recorrido?

  1. Por un tiempo, tienes que dejar de mostrar al perro al estímulo que le hace este agobio, ejercitándolo física y mentalmente a través de ejercicios de obediencia. Para, así, llevar al perro a un nivel mucho más próximo al equilibrio sensible.
  2. El próximo paso es efectuar el trabajo de desensibilización y contracondicionamiento: el estímulo desencadenante se introduce a lo largo del recorrido a una distancia bastante a fin de que el perro lo note pero lo permita (sin ocasionar jamás la máxima reacción). radica en distraer al perro con un elemento, comida, expresiones agradables y/o entrenar ejercicios de obediencia (por servirnos de un ejemplo, el JUNTO), esto es, centrar su atención en el guía que transporta la correa.
  3. En el momento en que pasó el estímulo y el perro consiguió lo que deseaba, que era distanciarse, y el perro no ha perdido el control de su accionar, tienes que felicitarlo efusivamente con juegos y caricias.
  4. Es un trabajo de extendida duración que hay que entrenar todos y cada uno de los días, con el propósito de acortar paulativamente la distancia al estímulo a fin de que en el final el perro logre estar cerca sin generar una reacción.

Lo idóneo es que si tienes un perro con este inconveniente te pongas en contacto con un experto en modificación de conducta canina para lograr realizar un óptimo diagnóstico, puesto que cada caso es diferente y puede dar una solución concreta.

Chillarle a tu perro solo lo va a poner mucho más inquieto y, en vez de corregir su accionar, lo va a aumentar. Y aliviar a tu perro si está inquieto puede robarte un tiempo apreciado de tus visitas. Es primordial sostener una actitud apacible con tu perro. En algún momento.

Si encierras a tu perro en el momento en que tienes convidados, no va a poder estudiar a actuar en el momento en que tienes gente en el hogar. Además de esto, podría comprenderlo como un castigo que le pone de los nervios. En cambio, lo que hay que realizar es enseñarle a sostener la tranquilidad y supervisar sus conmuevas.

21 comentarios en «Por qué mi perro se va con cualquiera»

    1. ¡Claro! Los perros chiquitos pueden ser sorprendentemente sociables, pero también depende de su crianza y temperamento. Trabajar con perros reactivos requiere paciencia, consistencia y entender sus desencadenantes. ¡Buena suerte en tu aventura de aprendizaje con los perros reactivos!

  1. ¡Vaya! No sabía que los perros también eran tan selectivos en sus amistades. ¿Será que tienen un radar para detectar a las personas correctas?

    1. Parece que los perros tienen buen ojo para elegir a sus amigos, tal vez deberíamos aprender de ellos. Aunque hay algunas personas que podrían aprender algo sobre ser amigables, ¿no crees? ¡Saludos!

  2. Wow, me encantó el artículo sobre «Por qué mi perro se va con cualquiera». Nunca imaginé que los perros chiquitos tuvieran tanto poder de ensamblar elementos y personas. ¡Qué increíble! #insólito

    1. ¡Totalmente de acuerdo! Los perros chiquitos pueden sorprendernos con su capacidad de conectar con distintas personas. Son seres especiales capaces de unir corazones y alegrar vidas. ¡Increíble pero cierto! #amorporlosperros

  3. ¡Qué interesante artículo! Me pregunto si los perros chiquitos son más propensos a socializar con cualquier persona. ¿Alguien tiene experiencia con esto?

    1. En mi experiencia, no creo que el tamaño de los perros determine su capacidad para socializar con las personas. Depende más de la crianza y la socialización temprana. Tengo un perro pequeño y es tan sociable como cualquier otro. Cada perro es único.

  4. «¡Qué interesante! Nunca había pensado en la habilidad de los perros chiquitos para unir elementos o personas. ¿Alguien más ha tenido esta experiencia?»

  5. ¡Qué interesante el artículo sobre por qué mi perro se va con cualquiera! Me encanta aprender sobre el comportamiento de los perros chiquitos y cómo ensamblan elementos o personas. ¿Alguien más tiene perros reactivos y puede compartir consejos? 🐶🤔

    1. ¡Hola! Me alegra que te haya gustado el artículo. No tengo perros reactivos, pero sé que la paciencia y la socialización son clave para ayudar a tu perro. También te recomendaría buscar la ayuda de un adiestrador profesional. ¡Buena suerte con tu peludo amigo! 🐾

    1. ¡Totalmente de acuerdo! Los perros chiquitos a menudo son subestimados, pero tienen personalidades sorprendentes. Me encanta ver cómo desafían los estereotipos. ¡Son pequeños pero poderosos!

  6. ¡Qué interesante el artículo! Me parece curioso cómo los perros pequeños son tan sociables. ¿Alguien más tiene experiencias similares? 🐶

    1. Puede que los perros chiquitos sean sociables, pero también es posible que solo estén buscando comida o atención. No todos son tan amigables como parecen, ¡hay que tener cuidado! 🐕🚫

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *