Saltar al contenido

Por qué una mujer aprieta

Para iniciar, el tejido de los m√ļsculos vaginales est√° tenso y contra√≠do, y muchas chicas est√°n deseosas por tocar y tambi√©n insertar cualquier cosa, con lo que los m√ļsculos se contraen a√ļn mucho m√°s. Conforme las mujeres se excitan sexualmente, el tejido muscular vaginal se relaja un tanto. Biol√≥gicamente, esto tiene bastante sentido.

Científicos de la Facultad de Rutgers se dieron cuenta que 2 minutos antes que una mujer tenga un orgasmo, se activan los centros de recompensa del cerebro. Fotografía: Arquivo

El sexo se encuentra dentro de las mayores intranquilidades de la vida: hace temblores, penas y una horrible confusión. Hasta recientemente, comprender precisamente lo que pasa en el cerebro a lo largo de las relaciones íntimas era un secreto para los científicos. Pero el día de hoy, los estudiosos descubrieron lo que ocurre en el cerebro femenino a lo largo del orgasmo.

Sin entender que realizar con un pene

¬ŅNo comprendes por qu√© raz√≥n no te desea sugerir sexo oral o por qu√© raz√≥n critica tu semen? M√°s all√° de que cada sujeto es un mundo y asimismo lo es cada relaci√≥n, existen algunas generalidades desde las cuales se puede dibujar un patr√≥n. Lo interesante de esta simbolog√≠a del cl√≠max f√≠sico es que, raramente, se ha asociado a lo largo de un buen tiempo a la mujer. Fuimos nosotras las que o√≠mos que con el orgasmo nos torc√≠amos los pies, y que si no lo hac√≠amos no lo hab√≠amos logrado o el orgasmo no hab√≠a sido bueno.

Tal y como si un mero acto f√≠sico marcara la calidad del acercamiento. Innecesariamente, muchas mujeres siguen persiguiendo este acto y comprenden que todos lo hacemos hasta el orgasmo. Como con cualquier g√©nero de ejercicio y remedios caseros, la perseverancia y tener el prop√≥sito en cabeza es primordial. Si deseas llegar a la misi√≥n, has de ser incesante d√≠a a d√≠a y realizar los ejercicios m√ļltiples ocasiones cada d√≠a. En escaso tiempo se van a ver los desenlaces y el sexo va a mejorar. Caso de que no te plantees el ejercicio como tal, siempre y en todo momento puedes decantarse por otras proposiciones como los conos vaginales.

La vulva

Los genitales externos de la mujer argumentan al nombre de vulva. Es verdad que este nombre, inigualable desde el criterio t√©cnico, tiene poco prestigio. La prueba es que no se utiliza como exclamaci√≥n profana. Dif√≠cilmente escucharemos a alguien decir ¬ę¬°Vulva!¬Ľ como una indicaci√≥n de desconcierto, inter√©s o molestia. En cambio, escucharemos ‚Äú¬°Co√Īo!‚ÄĚ o, con objetivos mucho m√°s explicativos que imprecatorios, una de sus expresiones eufem√≠sticas atrevidas y nerds (‚Äúchocho‚ÄĚ, ‚Äúconejo‚ÄĚ, ‚Äúpatata‚Ä̂Ķ)

Aqu√≠ la observamos de frente, abierta, con sus enormes labios se abrieron a los lados, dejando al descubierto el cl√≠toris, medio cubierto por el prepucio. Debajo observamos un peque√Īo orificio, el meato urinario, por donde la uretra vuelca la orina. Un tanto mucho m√°s abajo, la entrada a la vagina, medio cubierta por una membrana que deja un orificio central. Esa membrana es el himen de Virgo, esa clase de ‚Äúcertificado de garant√≠a‚ÄĚ de que por aqu√≠ no pas√≥ ning√ļn pene. Observaremos que esto no es tan cierto como semeja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *