Saltar al contenido

Que dec铆a Nietzsche de S贸crates

Nietzsche procura ver en S贸crates el origen del pensamiento racional, con el que se aniquila la civilizaci贸n de la vieja Grecia, que es para el pensador alem谩n, la etapa mucho m谩s floreciente y rica de la historia universal. Y allana el sendero, por contra, a los primeros g茅rmenes de la ca铆da de la civilizaci贸n occidental.

S贸crates cre铆a en el di谩logo como herramienta para seguir en el saber racional, su ideal de virtud (al tiempo que la carencia de conocimiento llevaba a la superstici贸n y la ignorancia consciente equival铆a al mal).

Entre los pesos pesados 鈥嬧媎e la filosof铆a, absolutamente nadie ha admirado y criticado a S贸crates y su legado con tanta fiereza como Friedrich Nietzsche, quien culp贸 a la filosof铆a socr谩tica (la interpretaci贸n del pensador, no su figura, admirada por los alemanes) el comienzo de la dualidad 茅tica amo-ciervo, que acabar铆a, seg煤n 茅l, en la perversi贸n del catolicismo.

El legado de S贸crates

Todo el legado de S贸crates se refleja en los di谩logos de Plat贸n.

Entre las aportaciones mucho m谩s esenciales de S贸crates es que, para 茅l, la filosof铆a ha de ser un ejercicio de aportaci贸n pr谩ctica a la vida de los hombres. La filosof铆a debe instruir a vivir. Esto supone una entendimiento profunda de los distintos elementos filos贸ficos, como el bien y el mal, la virtud o la piedad, y el hallazgo de su herramienta diaria. Solo de esta manera el sujeto puede arrimarse al conocimiento.

1- La mosca de Atenas

S贸crates, el ateniense de cuerpo voluminoso y rostro en el que descansaba una nariz ancha y poco delicada, no pod铆a ser muy divertido a los ojos hel茅nicos, no obstante, era muy atrayente para la juventud de la polis encargada de la diosa Atenea.

Ten铆a un agudo aguij贸n verbal, una lanceta disciplinada en el rigor de una incre铆ble gimnasia mental; la dial茅ctica, una manera de di谩logo que, seg煤n sus opositores, ten铆a el poder de editar el mal en bien y al reves.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *