Saltar al contenido

Qué dice Deuteronomio 16 21

21 No plantar√°s para ti √°rbol para √≠dolo cerca del altar de Jehov√° tu Dios, que t√ļ te vas a hacer. 22 No te levantar√°s imagen que el SE√ĎOR tu Dios detesta.

En este episodio de las Perlas de la Tor√°, Shoftim (Deuteronomio 16:18-21:9), Nehemia Gordon empieza a enfocarse en el juicio y la ley y comparte el origen de la palabra hebrea para ¬ęfelicidad¬Ľ. Las discusiones tienen dentro: ¬ŅDeber√≠amos poseer en todo momento 2 o tres presentes? ¬ŅQui√©n tiene la autoridad el d√≠a de hoy? ¬ŅSomos responsables de negar a Jehov√° como Rey? ¬ŅQu√© sucede con el interrogante de Harry Potter y hasta d√≥nde hemos llevado Deuteronomio 18:9-14? ¬ŅQui√©n es el profeta relacionado con Mois√©s? ¬ŅLos ojos de Dios relucieron sobre ti en el momento en que admitiste la columna de Jacob, algo que detestas? ¬ŅQui√©n tiene en este momento la autoridad para evaluar las cosas bien dif√≠ciles? ¬ŅQu√© de roma del primer siglo es popular por burlarse de un ritual de expiaci√≥n? ¬ŅQui√©n es el abrazador de √°rboles original? Con distintos puntos de vista, el tr√≠o enfrentamiento si algunas pr√°cticas culturales son abominaciones, y Gordon da un relato de un testigo presencial de Deuteronomio 19:1. Sin ense√Īar temor, el tr√≠o concluye examinando la cosa mucho m√°s extra√Īa de la Biblia.

( La tentación la mayoria de las veces prosigue a una victoria espiritual

Piensa este instante glorioso digno de una pel√≠cula: Jes√ļs fue bautizado, el Esp√≠ritu de Dios vino sobre √©l, y a√ļn mucho m√°s , escucho la voz de Dios, al√©grate de tu hijo. Tras este instante √©pico, satan√°s vino de forma fuerte para tentar a Jes√ļs. (Mateo 3:16-17; 4:1-11) Los primordiales instantes espirituales siempre y en todo momento te van a dejar en debilidad, abierto al ataque del demonio. El ap√≥stol Pablo afirma: ¬ęEl que piensa estar estable, mire que no caiga¬Ľ (1 Corintios diez:12). a la tentaci√≥n tras predicar un incre√≠ble ministerio.

40 d√≠as sin comer dejaron a Jes√ļs fatigado f√≠sicamente. En el momento en que tus elementos se agotan, eres el blanco del ataque. Falta de sue√Īo, una dieta p Nutrici√≥n poco saludable, falta de ejercicio, la ansiedad y el des√°nimo tienen la posibilidad de abrir la puerta a la tentaci√≥n. Te sientes deprimido, tu enfoque est√° anubarrado, tu conciencia est√° embotada, tu virtud espiritual est√° reducida y no andas en guarda contra los acercamientos y esquemas del Enemigo. La Biblia afirma: Sed sobrios y velad; pues tu contrincante el demonio, como le√≥n rugiente, ronda alrededor intentando encontrar a quien comer desaforadamente (1 Pedro 5:8).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *