Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice el Salmo 37 4

Qué dice el Salmo 37 4

4 Del√©itate en Jehov√°, y √©l te conceder√° los deseos de tu coraz√≥n. 5 Conf√≠a al Se√Īor tu sendero y conf√≠a en √©l, y √©l lo va a hacer. 6 Y vuestra justicia se manifestar√° como la luz, y vuestra justicia como el mediod√≠a.

Del√©itate en el SE√ĎOR, y √©l te conceder√° los deseos de tu coraz√≥n. C√°nticos:37:4

Reflexi√≥n El Se√Īor nos sugiere ir a disfrutar en √Čl. Recrearse y recrearse en √Čl es vivir de conformidad con Su palabra y llevarlo a cabo con alegr√≠a de coraz√≥n.

Del√©itate en las excelencias del Se√Īor nuestro Dios

Todos nos encontramos inclinados a contemplar a nuestros h√©roes. Tanto si eres deportista, m√ļsico o artista, nos atrae proseguir tus logros. Pero Dios nos cre√≥ con el deseo de maravillarnos de todas y cada una de las maravillas de qui√©n es √Čl y de Su incre√≠ble excelencia. Ver a un individuo para cumplir ese deseo dado por Dios jam√°s va a traer verdadero deleite o satisfacci√≥n.

Del√©itate en las excelencias del Se√Īor nuestro Dios

Todos nos encontramos inclinados a contemplar a nuestros h√©roes. Tanto si eres deportista, m√ļsico o artista, nos atrae continuar tus logros. Pero Dios nos cre√≥ con el deseo de maravillarnos de todas y cada una de las maravillas de qui√©n es √Čl y de Su incre√≠ble excelencia. Ver a un individuo para cumplir ese deseo dado por Dios jam√°s va a traer verdadero deleite o satisfacci√≥n.

Note que ‚Äúel dios de este planeta ciega el comprensi√≥n de los descre√≠dos, a fin de que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el que es la imagen de Dios‚ÄĚ (2 Corintios 4:4). Entonces su deseo de venerar siempre y en todo momento se transformar√° en idolatr√≠a de un individuo o sistema de opiniones salvo que el Esp√≠ritu Beato le abra los ojos a la realidad. Sea humilde al estimar la observaci√≥n de Pablo en 1 Corintios 6:11: ¬ęEsto erais ciertos de nosotros¬Ľ. (Toma una respiraci√≥n profunda. Deja que eso te acompa√Īe moment√°neamente. ¬°Divi√©rtete con qu√© incre√≠ble es Dios que abri√≥ tus ojos a tu necesidad de un Salvador!)

Goza del enorme amor de nuestro Se√Īor por ti

Jes√ļs me quiere, eso lo s√©‚Ķ Quiz√°s has estado oyendo esto tu vida, conque ha perdido su concepto para ti. En mucho m√°s de 30 a√Īos como mujer de pastor, mi marido y yo hemos descubierto que ciertas personas mucho m√°s bien dif√≠ciles de lograr con el Evangelio son aquellas que nacieron en la iglesia pues no aprecian el espectacular amor de Dios por ellos. De alguna forma captan la iniciativa: Naturalmente que Dios me quiere. Estoy en mi derecho a ser amado por √Čl por el hecho de que soy una aceptable persona y he asistido a la iglesia mi vida.

Para ser sincero, yo era uno de esos peque√Īos. Si bien Dios convirti√≥ a mi familia en el momento en que mi padre vino a Cristo, como cat√≥lico de segunda generaci√≥n, no me conmovi√≥ la transformaci√≥n. Medrando en la iglesia y asistiendo a academias cristianas, era ap√°tico al inexpresable amor de Dios por m√≠. Quiz√°s usted tiene la posibilidad de tener relaciones?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *