Saltar al contenido

Qué dice en Colosenses 2 15

15 habiendo despose√≠do a los principados y potestades, los exhibi√≥ p√ļblicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. 16 Por consiguiente, absolutamente nadie les juzgue en comida o en bebida, o en d√≠as de celebraci√≥n, o lunas novedosas, o d√≠as de reposo, 17 lo que es el terror de las cosas por venir; pero el cuerpo es de Cristo.

Colosenses 2:13-15 3 Y a nosotros, estando fallecidos en nuestros errores y en la incircuncisión de vuestra carne, él les dio vida juntamente con él, perdonándoos todos nuestros errores,

14 anulando el registro de los decretos que habían contra nosotros, que nos eran contrarios, quitándolo de en medio y clavándolo en la cruz,

II.- SU OBRA EN NOSOTROS Y POR NOSOTROS (Colosenses 2:

)

En el vers√≠culo 13, hace un corto (pero profundo) resumen de lo que ense√Īa en Efesios 2:1-12: vulneraciones y errores, en los que anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este planeta, de conformidad con el pr√≠ncipe de la potestad del aire, el esp√≠ritu que en este momento trabaja en los hijos de desobediencia, entre los que asimismo todos nosotros habitamos otro tiempo en los deseos de nuestra carne, realizando la intenci√≥n de la carne y de los pensamientos, y √©ramos por naturaleza hijos de furia, como el resto‚Ķ)¬Ľ

La situaci√≥n presente y los hechos pasados ‚Äč‚Äč

Los versos 9-diez destacan que la plenitud de la Deidad est√° en Cristo, solo en √©l y en ning√ļn otro, en un planeta real, realmente, verdaderamente, de forma plena, y que los cristianos pueden entrar a esta plenitud, sin precisar recurrir a la capacidad las pr√°cticas espirituales y las pr√°cticas que requieren, por incorporaci√≥n ¬ęen Cristo¬Ľ. Asimismo se destaca que Cristo es la cabeza de todo principado y potestad. La relaci√≥n de Cristo con los cristianos es la de la cabeza de un cuerpo; La relaci√≥n de Cristo con los poderes es la de la cabeza como superioridad y dominaci√≥n. Los poderes f√°cticos, sometidos a Cristo, no tienen la posibilidad de cuestionar ni amenazar la plenitud que los fieles reciben solo de Cristo. Estos, habiendo recibido todo de √©l, no est√°n sujetos a potestades, ni angelicales ni terrestres.

Con estos versículos, el razonamiento va desde la situación de hoy de los fieles (la unión determinante con Cristo) hasta lo que la causó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *