Saltar al contenido

Qué dice Juan 14 13

13 Y todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, eso voy a hacer, a fin de que el Padre sea glorificado en el Hijo. 14 Si algo pidiereis en mi nombre, lo voy a hacer.

El que me quiere, mi palabra guardar√°, y mi Padre le amar√°

En aquel tiempo, Jes√ļs ha dicho a sus ac√≥litos: ¬ęEl que me quiere, mi palabra guardar√°, y mi Padre le amaremos, y vendremos a √©l, y vamos a hacer morada con √©l. El que no me quiere no guardar√° mis expresiones. Y la palabra que est√°is oyendo no es m√≠a, sino m√°s bien del Padre que me envi√≥. Ahora les he hablado de esto en este momento que estoy a tu lado, pero el Letrado, el Esp√≠ritu Beato, que va a ser enviado por el Padre en mi nombre, va a ser quien les ense√Īe todo y les recuerde todo cuanto tengo. te lo dije. t√ļ.

Conclusión y apps

A la luz de las verdades presentadas durante este corto comentario, es viable llegar a ciertas conclusiones. Quiz√°s el mucho m√°s claro de ellos es dado que el Se√Īor Jes√ļs es el enorme consuelo del cat√≥lico, aun en la mitad de la angustia, la desesperaci√≥n y el temor. Este consuelo est√° garantizado no solo por la seguridad del regreso de Cristo. No es solo un consuelo futuro, prof√©tico. Asimismo est√° que se encuentra en el en este momento. Esto quiere decir que el d√≠a de hoy el fiel puede gozar del consuelo de Cristo. Primero, pues es el √ļnico sendero a la vivienda del padre; de esta manera pues les deja proseguir con su trabajo al sugerir peculiaridades que. La morada del Esp√≠ritu Santurr√≥n es un consuelo inigualable. Y si eso no fuese bastante, estoy convencido de que pap√° escuch√≥ que nuestra oraci√≥n por Jes√ļs es algo que no encaja en el vocabulario humano.

Algo fantástico de comprender es que Jesucristo retornará pese a las fallas y descalabros de su pueblo. La promesa de su regreso glorioso no es objeto de la acción de absolutamente nadie. Se da un giro y ahora está. En el instante oportuno, se muestran en el cielo y están con sus representantes quienes, desde ese momento, van a estar para toda la vida en su gloriosa presencia.

Contexto y Reflexión sobre Juan 14,1-6

En este pasaje de la Palabra, el Se√Īor Jes√ļs empieza animando a sus ac√≥litos, ya que ahora sab√≠a que la hora del padecimiento en la cruz se aproximaba y que se ver√≠an muy damnificados (Jn 14,1). Los ac√≥litos, por su lado, no comprend√≠an lo que pasaba, con lo que se hallaron en una situaci√≥n de confusi√≥n y tristeza, sin poder comprender de qu√© manera, tras caminar a lo largo de tres a√Īos con su profesor, en este momento les afirmaba que se iba. , pero que entonces volver√≠a (Juan 14:3).

La situaci√≥n dej√≥ a los ac√≥litos en la indecisi√≥n y el temor. Bueno, reflexionaron, de qu√© manera era viable que su amigo y gu√≠a espiritual los dejase en paz. Pero el Se√Īor Jesucristo, para confirmarlos y guiarlos, ha dicho: ‚ÄúNosotros ahora conoc√©is el Sendero‚ÄĚ (Jn 14,4). Entonces, un hombre tan esc√©ptico como Tom√°s pregunt√≥: ¬ę¬ŅDe qu√© forma, entonces, tenemos la posibilidad de saber el Sendero?¬Ľ (Juan 14:5). De esta manera, la contestaci√≥n que el Se√Īor Jesucristo le dio qued√≥ plasmada en la palabra y quiz√°s entre los pasajes mucho m√°s esenciales de la Biblia en el momento en que ha dicho:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *