Saltar al contenido

Qué dice Kant de la felicidad

No obstante, Kant asegura que la alegría en sí es un fin ?cuya oportunidad reside en condiciones que solo tienen la posibilidad de aguardarse de la naturaleza? (KU, 433); esto es: los medios para la alegría misma, en la medida en que son hedónicos, son tanto de naturaleza externa como interna.

‚ÄúDe todos modos, verificamos que cuanto mucho m√°s cultivada la raz√≥n se preocupa por el objetivo de gozar de la vida y lograr la alegr√≠a, mucho m√°s se distancia el hombre de la aut√©ntica satisfacci√≥n, con lo que varios, y exactamente los mucho m√°s expertos en la utilizaci√≥n de la raz√≥n, terminan sintiendo, siempre y cuando sean lo suficiente honestos para aceptarlo, cierto nivel de misolog√≠a u odio a la raz√≥n, pues tras realizar un c√≥mputo de todas y cada una de las virtudes que consiguen, no hablo de la invenci√≥n de todas y cada una de las artes del lujo vulgar, sino m√°s bien aun de las ciencias (que, tras todo, les semejan un lujo del comprensi√≥n), hallan, no obstante, que les han tra√≠do mucho m√°s mal que la alegr√≠a que podr√≠an haber conseguido, y mucho m√°s que desprecio, les Envidie al hombre com√ļn, que es mucho m√°s propicio a la direcci√≥n del mero instinto natural, y no deja que su raz√≥n ejercite enorme predominaci√≥n en sus acciones y omisiones.

Emmanuel Kant; Argumentos de la Metaf√≠sica de la √Čtica; sobre el comienzo del primer cap√≠tulo, en la edici√≥n de Luis Mart√≠nez de Velasco para Essa Calpe.

Referencias

Notas de clase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *