Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice la Biblia de bendecir y maldecir

Qué dice la Biblia de bendecir y maldecir

Con nuestra lengua tenemos la posibilidad de bendecir o condenar. Con ella alabamos a nuestro Dios y Padre, y asimismo insultamos a nuestros semejantes, a quienes Dios hizo semejantes a él. ¡Hermanos, no ha de ser de esta manera!

Deuteronomio 11:29 Y va a suceder que en el momento en que Jehová tu Dios te introduzca en la tierra adonde vas para tenerla, vas a poner bendición sobre el monte Gerizim, y maldición sobre el monte Ebal :

√Čxodo 20:7 No vas a tomar el nombre de Jehov√° tu Dios en balde; por el hecho de que no va a dar por inocente Jehov√° al que tomare su nombre en balde.

Ejemplos de maldiciones en la Biblia

En los ejemplos que les presentar√©, observaremos que quien maldice seg√ļn la Biblia est√° sujeto a graves secuelas. Hay 2 casos en los que observamos que, por medio de acciones indignas o pecaminosas, la gente citadas en estos vers√≠culos fueron malditas.

G√©nesis 4:9-16 9 Y Jehov√° ha dicho a Ca√≠n: ¬ŅD√≥nde se encuentra Abel tu hermano? Y √©l respondi√≥: No lo s√©. ¬ŅSoy el guardi√°n de mi hermano? diez Y √©l le ha dicho: ¬ŅQu√© hiciste? La voz de la sangre de tu hermano clama a m√≠ desde la tierra. 11 En este momento ya que, maldito seas t√ļ de la tierra, que abri√≥ su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. 12 En el momento en que cultives la tierra, no te va a dar mucho m√°s su fuerza; vas a ser un errante y un extranjero en la tierra. 13 Y ha dicho Ca√≠n a Jehov√°: Grande es mi castigo que he de llevar. 14 Hete aqu√≠, el d√≠a de hoy me has echado de la tierra, y voy a ser escondido de tu presencia, y voy a ser errante y extranjero en la tierra; y va a suceder que cualquier persona que me halle, me matar√°. 15 Y Jehov√° le respondi√≥: Precisamente cualquier persona que matare a Ca√≠n va a ser castigado siete ocasiones. Entonces el Se√Īor puso una se√Īal en Ca√≠n, a fin de que absolutamente nadie que lo encontrase lo matase. 16 Sali√≥ ya que Ca√≠n de la existencia de Jehov√°, y habit√≥ en la tierra de Nod, al oriente de Ed√©n.

Hermanos

Ser hijo de Dios no es solo tener un certificado de bautismo en el bolsillo, es vivir como tal.

Si digo que soy hijo de Dios, debo comportarme como soy, es una ley natural establecida por Dios.

Manos a la obra:

Posiblemente las primeras ocasiones sea solo un intento; pero mientras que prosigamos ensayando y pidiéndole a nuestro Ayudador (el Espíritu Beato) que nos refuerce, vamos a salir adelante en esta área de nuestra vida.

No es algo que logremos de un día para otro, va a llevar varios días, quizás semanas o meses, pero siempre y en todo momento va a ser un óptimo comienzo para bendecir y no condenar, por el hecho de que nos encontramos llamados a ser de bendición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *