Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice Proverbios 17 22

Qué dice Proverbios 17 22

22 Un corazón alegre es buena medicina, pero un espíritu triste seca los huesos.

Es un hecho incuestionable que el estado del coraz√≥n establece el aspecto del rostro. De esta forma, y seg√ļn el proverbio de el d√≠a de hoy, un coraz√≥n feliz es una incre√≠ble medicina que no necesita receta m√©dica y no genera resultados consecutivos. Los especialistas en la materia determinan una clara relaci√≥n entre la alegr√≠a sensible y la buena salud f√≠sica. Se calcula que un individuo que divi√©rtete con un √≥ptimo humor y tiene una visi√≥n feliz de la vida tiene menos posibilidades de padecer los llamados estados psicosom√°ticos. Hay personas que hicieron ocultar la sonrisa de su rostro, poniendo en su sitio la preocupaci√≥n, el cansancio y el mal humor. Para bastantes, una ma√Īana brillante, llena del canto alegre de los p√°jaros y la bella presencia de las flores, es exactamente lo mismo que una ma√Īana gris, lluviosa y fr√≠a. Con eso, la risa ha desaparecido pues hay ansiedad en el coraz√≥n. Pero lo que ciertos no tienen idea es que el mal humor y la preocupaci√≥n excesiva alteran el sistema inquieto, provocando de esta forma una amalgama de patolog√≠as sentimentales, las m√°s frecuentes de estos momentos. Una investigaci√≥n declara que se precisan 43 m√ļsculos para fruncir el ce√Īo, pero solo 15 para sonre√≠r. ¬ŅVa a ser esta la raz√≥n por la cual hoy d√≠a hay muchos cirujanos pl√°sticos? La lectura completa del proverbio para el d√≠a de hoy nos recomienda: ‚ÄúUn coraz√≥n alegre es buena medicina; pero el esp√≠ritu triste seca los huesos‚ÄĚ (Proverbios 17:22)

Las caras tristes y las caras de enfado son p√©simos compa√Īeros para enfrentar los retos diarios. Adem√°s de esto, la sepa de alegr√≠a fortalece la soledad que muchos ahora viven. No es tan satisfactorio vivir con un individuo cuyo semblante expresa pesimismo y en cuyo esp√≠ritu hay reflejos de amargura. Hay reacciones involuntarias contra un individuo que sostiene un ‚Äú√°nimo de perro‚ÄĚ, como afirma el aforismo criollo. No obstante, un individuo con car√°cter jovial y ilusionado es como la miel para la abeja, atrae, si bien sea a la distancia. De todo lo mencionado se prosigue que el hombre no fue desarrollado para la tristeza, sino m√°s bien para la alegr√≠a. La ¬ęimagen y semejanza¬Ľ de Dios en nosotros declara que es un ser feliz y que disfruta de una eterna sonrisa. Pero vendemos muy mal Su imagen, aun a Sus fieles, en el momento en que negamos a nuestro rostro esa sonrisa que puede desmantelar hasta al hombre mucho m√°s perverso y enojado. Tomarse la vida bastante ¬ęseriamente¬Ľ puede ocasionar un r√°pido declive de la edad. Alguien charl√≥ del beneficio de sonre√≠r diciendo: No cuesta nada, pero rinde considerablemente m√°s. Enriquece bastante a quien la recibe, sin empobrecer a quien la proporciona. Pasa en un abrir y cerrar de ojos y tu recuerdo en ocasiones dura para toda la vida. Ninguno es tan rico que logre prescindir de √©l, y ninguno tan pobre que no logre lucrarse con sus provecho. Genera felicidad en la vivienda, en la escuela, en la iglesia y en el trabajo, incentiva la buena intenci√≥n con los clientes del servicio en los negocios y es la contrase√Īa de amigos y hermanos en la fe. ¬ŅPor qu√© raz√≥n no sonre√≠r entonces?

Explicación y comentario sobre Proverbios 17:22

Hay un poder enigm√°tico que tiene el humor sobre la salud f√≠sica. En el momento en que la cabeza est√° ¬ęaplastada¬Ľ, solo puede da√Īar el cuerpo. Opuestamente a las herej√≠as plat√≥nicas que apartan el cuerpo del alma, el cat√≥lico es alma y cuerpo desarrollado por Dios. La vida es hol√≠stica y el cuerpo y el alma est√°n conectados. En verdad, aun en los Nuevos Cielos y la Novedosa Tierra en el final de los tiempos, nuestros cuerpos f√≠sicos se van a levantar y se transformar√°n en un nuevo cuerpo que es espiritual pero asimismo f√≠sico.

Conque no te enga√Īes diciendo que el alma es todo bueno y el cuerpo es todo malo. Esto transporta a los cristianos a meditar que van a ser un esp√≠ritu bendito y tambi√©n incorp√≥reo por toda la eternidad. No est√° bien. Jes√ļs vino en forma corporal para santificar el reino f√≠sico por medio de su historia impecable y el derramamiento f√≠sico de su sangre real para el perd√≥n de los errores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *