Saltar al contenido
Inicio » Qué es el dolor en el pecho cuando estás triste

Qué es el dolor en el pecho cuando estás triste

En ocasiones de tristeza persistente, el cuerpo lleva a cabo una contestación de agobio liberando adrenalina, noradrenalina y cortisol. Estas hormonas marchan acelerando el corazón, reduciendo los escenarios de oxígeno y incrementando los escenarios de catecolaminas. Esto crea una sensación de presión y asfixia.

En el momento en que te enamoras y no es correspondido, con regularidad sientes mal en el corazón, pero no es una condición de ese órgano, sino más bien una situación sicológica causada por un malestar general del cuerpo, que puede integrar depresión, enseña Tamara Rosenbaum, estudiosa del Centro de Fisiología Celular.

Pero, ¿qué ocurre verdaderamente en nuestro cuerpo?

La contestación es bien simple, el efecto de activación de los neurotransmisores del mal es provocado por la adrenalina. En el momento en que atravesamos ocasiones de tristeza o ansiedad, el cerebro manda de forma automática un mensaje al cuerpo a fin de que libere una dosis de la hormona. La adrenalina nos pone alarma y hace reacciones físicas como tonificación muscular, latidos veloces del corazón y dilatación de las pupilas.

A lo largo de este desarrollo, los músculos intercostales superiores, situados en la zona pectoral, se contraen para acrecentar la proporción de oxígeno en la sangre, tal y como si buscaran una fuente de alimento. Esto prepara al cuerpo para accionar de forma rápida si es requisito.

En el momento en que el cerebro interpreta el mal sensible como una amenaza

El mal torácico frecuenta manifestarse en el momento en que nuestro padecimiento es profundo o sostenido en el tiempo. Es común que este efecto psicofísico de alta intensidad se muestre en los duelos. Perder a alguien o padecer un quiebre afectivo son 2 desencadenantes comunes. Asimismo los periodos de crisis en las transiciones, tal como las mucho más dolorosas decepciones.

  • Lo que pasa en estas situaciones es lo siguiente. El cuerpo interpreta esta experiencia sensible intensa y persistente como una amenaza y, consecuentemente, lleva a cabo una contestación de agobio.
  • Esta contestación al agobio libera hormonas como el cortisol y la adrenalina. La presión arterial sube y el cerebro escoge mandar mayores escenarios de oxígeno a los músculos y no tanto al corazón o los pulmones. Hace esto en un intento de hacer más simple el accionar de pelea o escapada.
  • Consecuentemente, experimentamos una alguna sensación de ahogo o presión gracias a estos cambios hormonales y fisiológicos.

La persona que amas no es impecable

¡No lo olvides! En los procesos de desafío por una separación cariñosa, es muy habitual idolatrar a la otra persona, con independencia de quién haya tomado la resolución. Siempre y en todo momento va a haber un instante en el que vamos a pensar que nuestro ex- es inusual y fantástico y que jamás vamos a encontrar a absolutamente nadie mucho más como él. Y eso nos transporta habitualmente, como podéis imaginar, a dar de comer el sentimiento de culpa.

Tienes que rememorar que todos estos son pensamientos totalmente irracionales resultantes de la depresión cariñosa. Ni tu pareja es un ser de perfección intachable ni tú eres el peor humano sobre la faz de la tierra. Ustedes 2 o los dos fueron espectaculares o fabulosos en un instante y cometieron fallos en otro.

Tristeza adaptativa

Se muestra con justificación y como contestación a una situación desencadenante. Es una tristeza servible que provoca que nuestro cuerpo reduzca su aptitud servible para interrumpir su actividad y procesar la información, asimilarla, admitirla y proseguir adelante. Ese género de tristeza es saludable, dura un tiempo y después desaparece por sí misma.

Un caso de muestra es el desafío por una muerte o el desafío por una separación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *