Saltar al contenido

Qu茅 es fe en el coraz贸n

En el coraz贸n de nuestra fe est谩 un individuo, la persona de Jes煤s. Dios se realiz贸 uno de nosotros a fin de que tengamos la posibilidad comprender y querer mejor a Dios en la red social trina del Padre, el Hijo y el Esp铆ritu Beato. Saber y querer a Dios es conformar una relaci贸n 铆ntima y personal con Dios.

鈥淵 varios le reprend铆an a fin de que se callase, pero 茅l chillaba a煤n mucho m谩s: 隆Hijo de David, ten piedad de m铆!鈥 (Marcos diez:48 NVI)

Si eres vas a comenzar nuevamente desde un fracaso en tu vida, precisas combatir tus temores. 隆No dejes que te controlen! El temor tiene una aptitud incre铆ble para inmovilizar nuestro potencial o eludir que comencemos nuevamente y tengamos fe en nuestras vidas.

LAS PALABRAS DE FE SALE DEL CORAZ脫N

Pero teniendo exactamente el mismo esp铆ritu de fe, de conformidad con lo que est谩 escrito; Cre铆, de ah铆 que charl茅, nosotros asimismo suponemos, de ah铆 que asimismo charlamos鈥. (2 Corintios 4:13).

En mucho m谩s de 30 a帽os de ministerio no puedo mencionar cu谩ntas ocasiones fall茅, 隆y verdaderamente lo hice!

La misi贸n y fuerza transformadora del Evangelio de Cristo, Sendero, Verdad y Vida

  1. La misi贸n de la Iglesia, apuntada a todas y cada una la gente de buena intenci贸n, se apoya en la fuerza transformadora del Evangelio. El Evangelio es la Buena Novedad que trae alegr铆a infecciosa, pues tiene dentro y proporciona una vida novedosa: la de Cristo Resucitado, que dando su Esp铆ritu vivificante, se transforma para nosotros en Sendero, Verdad y Vida (cf. Jn 14:6). Es el Sendero que nos sugiere ir a proseguirlo con seguridad y valent铆a. Siguiendo a Jes煤s como nuestro Sendero, experimentamos la Verdad y nos llega su Vida, que es comuni贸n plena con Dios Padre en el poder del Esp铆ritu Beato, que nos libera de toda forma de ego铆smo y es fuente de imaginaci贸n en el cari帽o.
  1. Dios Padre quiere esta transformaci贸n existencial de sus hijos y tambi茅n hijas; transformaci贸n que se expresa en adoraci贸n en esp铆ritu y de hecho (cf. Jn 4, 23-24), en una vida animada por el Esp铆ritu Santurr贸n a imitaci贸n del Hijo Jes煤s, para gloria de Dios Padre. 芦La gloria de Dios es el hombre vivo禄 (Ireneo, Adversus haereses IV, 20.7). De esta manera, el aviso del Evangelio se transforma en palabra viva y eficiente que efect煤a lo que comunica (cf. Is 55, diez-11), o sea, Jesucristo, que se encarna de manera continua en todas y cada una de las ocasiones humanas (cf. Jn 1 ,14).

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *