Saltar al contenido

Qu茅 es instinto y pulsi贸n

M谩s all谩 de que la pulsi贸n es una noci贸n activa, que est谩 influida por nuestra experiencia del sujeto y su cr贸nica ontogen茅tica, esto es, que referida a su avance, la pulsi贸n ser铆a un t茅rmino mucho m谩s est谩tico y precisamente cong茅nito, heredado gen茅ticamente. El instinto es propio de los animales no racionales.

Andr茅s Gamiochipi, Buda hel茅nico, siglo IV d.C. / Jubul盲ums-Passionsspiele, 1934. De la serie Revelations, 2018 Cortes铆a del artista.

La pulsi贸n de muerte, 驴efectiva o negativa?

Para Freud no exist铆a un aspecto negativo o positivo relacionado a las pulsiones de vida y muerte, sino eran 2 opuestos, el yin y el yang. Y como tal, los dos son complementarios y precisos para la supervivencia humana. En la situacion de la pulsi贸n de muerte, esta puede favorecer al sujeto exactamente en la consagraci贸n de la individualidad humana en las situaciones en que esta es atacada por el enfrentamiento con el supery贸 (reglas sociales).

Dir铆ase que la culpa es el resultado de esta pelea entre lo de afuera y lo de adentro y que si bien el enfrentamiento indudablemente no se resuelva (reglas sociales que se oponen a la individualidad), el sujeto se opondr谩 a la situaci贸n y acabar谩 en la no resoluci贸n del enfrentamiento. Seg煤n esto, la culpa es lo que quedar铆a tras este enfrentamiento no resuelto. Al fin y al cabo, la herramienta de la pulsi贸n de muerte, seg煤n Freud, ser铆a un factor importante en la personalidad individual.

Juan Vives Rocabert

Adjuntado con el t茅rmino de inconsciente y la teor铆a del enfrentamiento ps铆quico, la doctrina de las pulsiones tiene un concepto central en la metapsicolog铆a. De ah铆 la relevancia de su sistematizaci贸n, ya que su teorizaci贸n atraviesa tres instantes bien establecidos en la obra de Freud, cambios en los que se genera una transformaci贸n extremista no solo en el t茅rmino mismo de pulsi贸n, sino estos cambios socavan radicalmente los postulados de nuestra teor铆a metapsicol贸gica. Charlamos de tres instantes, ya que pensamos que entre la primera (instintos sexuales y tambi茅n instintos del yo) y la segunda doctrina (instintos de vida y de muerte), las ediciones introducidas en su estudio del narcisismo (libido del yo y libido de objeto) corresponden a teor铆as puntos que van al茅n de la descripci贸n de los distintos dep贸sitos de la libido. Como observaremos, visto que la libido catectice al yo o a los elementos es el primer cuestionamiento del destino de la descarga que postula el criterio econ贸mico de la metapsicolog铆a 鈥搗isualizaciones destacadas, es verdad, de bastante antes (El Emprendimiento鈥 y La interpretaci贸n de los sue帽os).), donde el deseo ahora se interpreta como una inversi贸n libidinal de la representaci贸n ps铆quica de la experiencia de satisfacci贸n.

Aceptamos que el t茅rmino pulsi贸n es buena aproximaci贸n de la palabra alemana Trieb, que fu茅 traducida al espa帽ol de forma indistinta por instinto, impulso, impulso instintivo y tambi茅n impulso instintivo, y al ingl茅s como impulso, instinto y tambi茅n impulso en la edici贸n est谩ndar de J. Strachey. Si bien Freud us贸 tanto Trieb como Instinkt, el segundo t茅rmino raras veces se us贸 o se refiri贸 a h谩bitos heredados fijos.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *