Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© es lo que Dios no ve

Qué es lo que Dios no ve

Dios no vio a un individuo que no pudiese socorrer. No hay pecado que Dios no logre perdonar, ni hay pecador que Dios no ame y desee socorrer.

Pasaje clave: Mateo 9:1-17.

¬ŅCon qu√© poderoso milagro empieza este cap√≠tulo? (vs.1-8) Para todos y cada uno de los datos, lea ‚ÄúRetos de J√≥venes y Jovenes: Lucas‚ÄĚ el d√≠a 5 y ‚ÄúRetos de J√≥venes y Jovenes: Marcos‚ÄĚ el 3. Y en este momento era el instante de entender a Mateo.

Cuerpo y alma

La Escritura afirma que el hombre tiene un cuerpo y un alma. El cuerpo es la construcci√≥n material f√≠sica y org√°nica del hombre. El alma est√° compuesta por la cabeza, el coraz√≥n, el esp√≠ritu y la intenci√≥n (estos t√©rminos de forma frecuente se utilizan de forma indistinta). El alma es la una parte de la construcci√≥n humana que es inmaterial. No obstante, la mayor parte refleja nuestro prop√≥sito desarrollado de ser portadores de la imagen de Dios. Entonces, con raz√≥n, debemos recordar 1 Samuel 16:7, que Dios no nos eval√ļa por nuestra fachada. Sin fuerza, sin habilidades. En cambio, busca, conoce y cambia tu coraz√≥n.

¬ęConf√≠a en el Se√Īor con todo tu coraz√≥n y no te apoyes en tu prudencia. Recon√≥celo en todos tus caminos, y √©l enderezar√° tus veredas‚ÄĚ (Proverbios 3:5-6). ‚Äú¬°Exam√≠name, oh Dios, y conoce mi coraz√≥n! Pru√©bame y conoce mis pensamientos! Mira si hay en m√≠ alg√ļn sendero grave y gu√≠ame por la senda eterna‚ÄĚ (Salmo 139:23-24).

Entonces le pregunté:

-¬ęSe√Īor, deseo que el resto me vean como usted me ve¬Ľ.

Y la contestaci√≥n del Se√Īor no se realiz√≥ aguardar:

El desarrollo de Restauración

Jes√ļs lo tom√≥ de la mano y lo sac√≥ del pueblo. Indudablemente, podr√≠a haber sido un viaje atrayente, donde el ciego por el momento no depender√≠a de absolutamente nadie mucho m√°s que del Se√Īor. Si este hombre deseaba recuperar la visi√≥n, deb√≠a dejarse tomar de la mano y sacarlo del pueblo, para ese acercamiento personal y privado con Jes√ļs. El aut√©ntico amor por la gente no es mero sentimentalismo, ni es autogenerado. Requerimos proceder a Dios, tener ese acercamiento privado y personal donde le solicitaremos Su Amor, algo que solo conseguiremos en comuni√≥n con √Čl y con Su Palabra, aprendiendo mucho m√°s sobre Su Persona, Su car√°cter y Su trato con el resto. … El salmista en el Salmo 73.17 detalla que precisaba ingresar en el santuario de Dios, para entender el objetivo de los perdidos… All√≠ en el Santuario, en comuni√≥n con Dios, aline√≥ sus pensamientos con los de su Constructor sobre el perdido. Dejemos de priorizar datos personales, programas o disculpas, y no perdamos la posibilidad de invertir tiempo en ser de bendici√≥n para el resto. No nos cansemos de influir b√≠blicamente en vidas, de discipular personas, de tener el gran privilegio de estar frente a frente con alguien y abrirle Su Palabra. ¬°El ciego de Betsaida fue sincero con Jes√ļs y consigo, reconociendo que todav√≠a no ten√≠a la visi√≥n adecuada y precisaba ese 2do Toque del Profesor Amoroso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *