Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© es lo que provoca la neurosis

Qué es lo que provoca la neurosis

Las causas de las neurosis son complicadas de detectar, en tanto que semeja que no argumentan a un origen f√≠sico. En consecuencia, tienen causas de origen psicol√≥gico y sensible. De esta manera, ¬Ņestar√≠an relacionados con la baja tolerancia que tienen los neur√≥ticos a la frustraci√≥n, el agobio y los cambios?

Comerse las u√Īas, tirar del pelo, problemas, angustia, desesperaci√≥n, insomnio e inclusive intentos de suicidio son ciertas manifestaciones de la neurosis, condici√≥n que se encuentra en el 95% de la poblaci√≥n mundial.

La patolog√≠a perjudica a mujeres y hombres, desde peque√Īos hasta mayores, con independencia del nivel social y econ√≥mico o cultural. Con la meta de mentalizar a la sociedad sobre este tema, √ļltimamente se hizo en el Centro M√©dico Siglo XXI, en la Localidad de M√©xico, la Tercera Convenci√≥n Nacional de Neur√≥ticos An√≥nimos.

Ejemplo de neurosis infantil

Un ni√Īo, que en los primeros a√Īos de su historia compart√≠a la habitaci√≥n de sus progenitores -como tiende a suceder en las familias peque√Īoburguesas- ten√≠a usuales y hasta permanentes ocasiones de ver las relaciones √≠ntimas de sus progenitores, de ver varias cosas y de o√≠r muchas es mucho m√°s, todo lo mencionado ocurriendo a una edad donde solamente hab√≠a alcanzado la aptitud de lenguaje. En su neurosis posterior, desencadenada justo despu√©s de la primera poluci√≥n espont√°nea, el insomnio se resalt√≥ como el s√≠ntoma mucho m√°s temprano y mucho m√°s inc√≥modo: el ni√Īo se volvi√≥ incre√≠blemente sensible a los ruidos nocturnos y, una vez despierto, no pod√≠a regresar a dormirse. Este caos del reposo era un s√≠ntoma aut√©ntico de deber: por una parte, expresaba su defensa contra aquellas visualizaciones nocturnas; por otra parte, fue un intento de establecer nuevamente el estado de supervisi√≥n que una vez le dej√≥ atisbar esas impresiones.

Su masculinidad combativa despertada temprano por semejantes comentarios, el chaval empez√≥ a despertar de forma manual su peque√Īo falo y arrancar distintas agresiones sexuales contra la madre, identific√°ndose con el padre, cuyo rinc√≥n ocupaba al llevarlo a cabo. Estas ocupaciones prosiguieron hasta el momento en que por √ļltimo su madre le prohibi√≥ tocar su pene, conminando asimismo con contarle todo a su padre, quien lo castigar√≠a quit√°ndole el integrante pecador. Tal amenaza de castraci√≥n tuvo un efecto traum√°tico inusualmente poderoso en el ni√Īo, quien abandon√≥ su actividad sexual y experiment√≥ un cambio de car√°cter. En vez de identificarse con su padre, lleg√≥ a temerle, acept√≥ una situaci√≥n pasiva hacia √©l y, por medio de gracietas eventuales, provoc√≥ sus castigos f√≠sicos, que para √©l adquirieron un concepto sexual, a fin de que, al soportarlos, pudiese identificarse con su madre maltratada. . Se aferr√≥ poco a poco m√°s con temor a su madre, tal y como si jam√°s pudiese prescindir de su amor, en el que vio protecci√≥n contra el riesgo de castraci√≥n que lo conminaba por la parte de su padre. Gobernado por esta modificaci√≥n del complejo de Edipo, el periodo de latencia transcurri√≥ sin alteraciones visibles; se transform√≥ en un ni√Īo modelo y tuvo √©xito en su trabajo escolar.

Síntomas de neurosis

Al paso que en el psicoan√°lisis seg√ļn Sigmund Freud, los enfrentamientos infantiles a√ļn se consideran la causa de los trastornos neur√≥ticos, desde la perspectiva de otras teor√≠as (por servirnos de un ejemplo, la teor√≠a del estudio ), los fallos de juicio aprendidos conducen a reacciones inadecuadas al ambiente (p. ej., temor a las ara√Īas).

Generalmente, es en los trastornos mentales donde se puede heredar una predisposición, pero asimismo los hechos críticos de la vida y la aptitud general para lidiar con la ansiedad determinan la aparición real de los trastornos mentales.

Temas del producto

  • La neurosis seg√ļn Freud

  • Un efecto de ansiedad

  • La neurosis como trastorno popular

  • Distintas respuestas

  • M√©todos de r√©gimen de la neurosis

    )

Seg√ļn la definici√≥n de Sigmund Freud, la conducta habitual es aquella que deja a un individuo disfrutar de salud psicol√≥gica; esto es, la persona tiene una participaci√≥n consciente y activa en lo que se refiere a la aceptaci√≥n de su situaci√≥n, sin recurrir a la negaci√≥n u otros elementos para hacer una situaci√≥n mucho m√°s soportable, y adem√°s de esto, este sujeto act√ļa para editar su historia objetivamente y no solo imaginativamente. Un individuo neur√≥tica, en cambio, usar√° la negaci√≥n para eludir confrontar a una vida que le duele o no le gusta.

Fuentes:

  1. Jarne, A. y Talarn, A. (2015). ¬ęManual de Psicopatolog√≠a Cl√≠nica¬Ľ. Editorial Pastor.
  2. Nasio, J. D., Mal en la histeria, Paidós, Argentina
  3. https://sumedico.com/salud-a-z/neurosis-histerica/

Aconsejamos : Terapia En l√≠nea en Espa√Īol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *