Saltar al contenido
Inicio » Qué hacer cuando tu pareja te hiere con palabras

Qué hacer cuando tu pareja te hiere con palabras

En consecuencia, es esencial calibrar de qué manera experimentamos algunas expresiones y expresiones como: Recibir consejos que no solicitaste mientras que te patrocinaban. Intentar forma despreciativa temas que son importantes para usted. Minimice sus logros o véalos como hechos sin relevancia. ¿Mas cosas? ?

Solicitud He popular a varios pacientes que sienten que la relación con su pareja lastra su vida, la pareja perjudica su felicidad y su autovaloración, y ​​no tienen idea de qué forma encararla, esto se origina por el castigo sensible, que muy frecuentemente puede ser considerablemente más dañino que el castigo físico. Y el castigo sensible guarda relación con el género de expresiones que se usan, lo que se llama castigo verbal, o sea, las expresiones que hieren; Las reacciones y hábitos asimismo tienen la posibilidad de ser fuentes de abuso sensible, en tanto que frecuentemente son maneras de descalificar, reducir, ridiculizar, etcétera., a un individuo.

En este sentido, tienen la posibilidad de incluirse insultos, comentarios ofensivos, insultos y mofas, introduciendo comentarios desapacibles sobre usted, su cultura o tradiciones y opiniones, familia, género, amigos, peculiaridades físicas, religión, etcétera. Tal como movimientos, ademanes, miradas, etcétera.

Los comentarios ofensivos se manejan con tranquilidad, pero no todos tienen que dejarse de lado

“¿Enserio vas a practicar deporte? ¡Pero si eres la persona mucho más gandula de todo el mundo!; lo que tienes que realizar es dejar ese trabajo y buscar algo mucho más serio; tienes mucha seguridad y de ahí que te va tan mal en la vida; ¿Enserio disfrutas esta tontería? Es que en mal gusto absolutamente nadie te gana”.

Varios de estos comentarios duelen. Lo mucho más crítico para lidiar con los comentarios humillantes es procesarlos, tomar conciencia de su encontronazo y no perder los estribos. Si actuamos con furia, lo perdemos todo. Va a haber ciertos que no valdrán la pena y es preferible dejarlos ir.

No te hace feliz ni te permite medrar como persona.

Una relación que te hace plañir mucho más de lo que te hace reír es probablemente una relación que no te permite medrar como persona. Naturalmente, la alegría no te la trae absolutamente nadie mucho más, tienes que hallarla tú mismo, pero una relación debe traerte alegría y fomentar tu felicidad. Tu desarrollo personal es un pilar primordial de tu felicidad y una relación siempre y en todo momento debe promover el desarrollo de los dos integrantes, no cortarles las alas. Debe ofrecerte el acompañamiento preciso para hacerte medrar, ha de ser entre los pilares para mantener tu desarrollo.

  1. Relaciones regidas por el chantaje sensible

Ver a otra mujer

Decir cosas ofensivas y humillantes asimismo puede ser una manera concreta de abuso usada por los infieles para supervisar a un cónyuge engañado por medio de la manipulación sensible. La meta es eludir la confrontación y llevar a cabo lo que deseen.

Esta táctica deja que un cónyuge infiel lleve a cabo que la parte traicionada pierda la seguridad y la estabilidad sensible a fin de que dejen de llevar a cabo cuestiones sobre el tema. Como sucede con la mayor parte de las situaciones de crueldad doméstica, los infieles acaban consiguiendo sus propósitos y forzando a sus víctimas a la sumisión. Aparte de decir cosas humillantes, los infieles utilizan otras técnicas de manipulación para lograr que el cónyuge engañado se sienta mal e inclusive molesto. Transcurrido el tiempo, las víctimas empiezan a dudar de sí mismas, se confunden e inclusive se vuelven locas. Tu sentido de la verdad se está desgastando de manera lenta.