Saltar al contenido

Qué odiaba Einstein

Einstein detestaba la ciencia ficción por el hecho de que afirmaba que alteraba la entendimiento de la ciencia por la parte de la gente, dándoles una falsa ilusión de cosas que no podrían ocurrir.

‚ÄúEn el momento en que era joven descubr√≠ que el dedo del pie siempre y en todo momento termina atravesando el calcet√≠n. Conque dej√© de emplear calcetines¬Ľ.

Es verdad, Einstein detestaba los calcetines. Su asesora, Helen Dukas, ha dicho: ¬ęEl instructor jam√°s emplea calcetines. No los us√≥ aun en el momento en que fue invitado por Roosevelt a la Casa Blanca

Varios de los falsos mitos atribuidos a Albert Einstein

Es verdad, como le ha dicho en su instante al bi√≥grafo Carl Seelig, que sus progenitores ¬ęse preocuparon por el hecho de que comenc√© a charlar parcialmente tarde y consult√≥ a un m√©dico sobre esto¬Ľ. No obstante, sus abuelos escribieron una carta a los familiares tras verlo en el momento en que ten√≠a 2 a√Īos y no mentaron que ten√≠a un retardo en el charla, por contra, afirmaron que ten√≠a ¬ęideas extra√Īas¬Ľ.

Nacimiento y juventud

Naci√≥ el 14 de marzo de 1879 en Ulm, Alemania, en el seno de una familia jud√≠a, pr√≥ximamente se mud√≥ a Munich, donde su padre, Hermann Einstein , dirig√≠a una peque√Īa compa√Ī√≠a el√©ctrica. Su madre, de nombre Pauline Koch, era una habilidosa pianista y tuvo una esmerada educaci√≥n.

En el momento en que era ni√Īo, Albert se separaba de sus compa√Īeros y sus profesores lo consideraban un inadaptado. En el hogar compon√≠a una armon√≠a al piano que entonces canturreaba por la calle. Estudiante mediocre, suspendi√≥ el examen de ingreso en el Polit√©cnico de Z√ļrich, pese a haber logrado salvarlo en el segundo intento.

¬ŅLa guerra equivocada?

La persecuci√≥n de Einstein en Alemania por ser jud√≠o lo persuadi√≥ de que la asimilaci√≥n no era la soluci√≥n. En cambio, se asoci√≥ con el sionismo y asimismo logr√≥ campa√Īa y colect√≥ fondos para la capacitaci√≥n del Instituto Hebreo de Jerusal√©n. Pero era suficientemente internacionalista para abrazar el nacionalismo jud√≠o y ten√≠a la duda de la necesidad de un estado jud√≠o separado en Palestina; se conoce que rechaz√≥ la oferta de gobernar Israel tras la desaparici√≥n de su primer presidente, su amigo, el bioqu√≠mico Chaim Weizmann, en 1952. Si bien la rechaz√≥ por carecer de ¬ęaptitud natural y experiencia¬Ľ, en su carta al gobierno israel√≠, a√Īadi√≥: ¬ęMi relaci√≥n con los jud√≠os se transform√≥ en el v√≠nculo humano mucho m√°s fuerte para m√≠ desde que me percat√© de nuestro estatus deficiente entre las naciones de todo el mundo¬Ľ (mencionado en Nathan y Norden, 1963, p. . 572). En ese instante, el Holocausto hab√≠a hecho horrorosamente aparente esa precariedad. Pero fue la experiencia de Einstein con el Deutsche Physiker en Alemania en la d√©cada de 1920 lo que primero agit√≥ su conciencia.

¬ęLa √ļnica preocupaci√≥n de los l√≠deres nazis era que no se celebraran los logros intelectuales de un jud√≠o destacable: la amenaza misma era Einstein como sujeto, no su f√≠sica¬Ľ

Contra la Relatividad

)

Los contrincantes de Einstein en las categor√≠as superiores de la f√≠sica alemana eran Philipp Lenard y Johannes Stark. Lenard gan√≥ el Premio Nobel en 1905 por sus estudios de los rayos cat√≥dicos, la ¬ęradiaci√≥n¬Ľ emitida por los metales calientes. Al comienzo, Lenard pensaba que estos rayos eran oscilaciones en el √©ter; de esta forma era como se conceptualizaba la luz en ese instante. Pero en 1897, J. J. Thomson, directivo del Laboratorio Cavendish de Cambridge, prob√≥ que los rayos cat√≥dicos tienen carga el√©ctrica negativa y son desviados por campos el√©ctricos y imantados, llegando a la conclusi√≥n de que de todos modos eran corrientes de part√≠culas, conocidas desde ese momento. como electrones.

Lenard asimismo estudi√≥ el efecto fotoel√©ctrico: la expulsi√≥n de electrones de los metales irradiados con luz ultravioleta. Descubri√≥ que la energ√≠a de estos electrones no depend√≠a de la intensidad de la luz, sino m√°s bien √ļnicamente de su longitud de onda. En el momento en que Einstein explic√≥ este resultado en 1905 usando la hip√≥tesis cu√°ntica de Planck y sugiri√≥ que la luz misma se cuantiza en packs llamados fotones, Lenard sinti√≥ que su hallazgo hab√≠a sido robado. El rencor aument√≥ en el momento en que Einstein recibi√≥ el Premio Nobel de F√≠sica en 1921 por su trabajo sobre el efecto fotoel√©ctrico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *