Saltar al contenido
Inicio » Qué pasa en el cerebro cuando uno está triste

Qué pasa en el cerebro cuando uno está triste

En el momento en que nos encontramos tristes o lloramos, a nivel neuronal incrementa el consumo de glucosa y oxígeno en el cerebro, con lo que en el momento en que lloramos aumentamos la continuidad respiratoria; Esta es la contestación sensible autolimitada mucho más rápida (diez minutos de llanto es muy cansador para el cerebro).

Los ojos están formados por líquidos internos y externos, las lágrimas pertenecen a los externos. Lo que hacen las lágrimas es adecentar el ojo y sostenerlo lubricado y también hidratado.

Las lágrimas van de la glándula lagrimal en la parte de arriba y exterior del ojo, pasan mediante la córnea y suprimen los desechos para sostener la visión clara. Toda vez que cerramos los ojos, el líquido se distribuye por todo el ojo.

De qué forma perjudica la tristeza al bebé a lo largo del embarazo: ¿qué tenemos la posibilidad de llevar a cabo?

Como comentaba al comienzo, sentirse triste a lo largo del embarazo no posee por qué razón ser algo negativo. Nuestro cuerpo se transforma en una genuina coctelera donde las conmuevas oscilan de forma continua. Como afirma nuestra sicóloga, el inconveniente es que esa tristeza es persistente y nos inhabilita. Entonces, de qué manera esta tristeza perjudica al bebé es más esencial.

Entonces si ese es la situacion, si te sientes triste en todo momento y no existe nada que te motive o te sientes apático, deberías soliciar asistencia. Expresa de qué manera te sientes a tu ambiente mucho más próximo (pareja, familia, amigos o allegados). Hacer deportes, distraerse, pasar el tiempo, llevar a cabo cosas que goza puede asistirlo a prosperar su estado anímico.

El cerebro y las conmuevas

Como todos entendemos, las conmuevas son complicadas: los psicólogos comentan que solo disponemos 6 conmuevas básicas, que son la alegría, la furia, la tristeza, el temor, la sorpresa y el asco. Todas y cada una nuestras otras conmuevas se edifican desde estas 6 conmuevas básicas. Por poner un ejemplo, los celos surgen de un sentimiento mixto de furia o tristeza, al paso que la alegría puede ser un género de felicidad.

Tratándose de conmuevas, hay zonas en el cerebro, particularmente el sistema límbico, que están socias con todas las 6 primordiales. Las conmuevas son de todos modos vivencias socias con la activación de determinadas zonas del cerebro.

Nivel bajo de serotonina

En el momento en que experimentamos estos periodos de tristeza severa, el cerebro deja de generar serotonina a un nivel considerado conveniente. Y un déficit de este neurotransmisor hace, a medio o largo período, temidas depresiones, obsesiones apremiantes e inclusive pequeños asaltos violentos. El cerebro es una máquina complicada que, en ocasiones de agobio, ansiedad, temor, etcétera., cambia su producción de neurotransmisores, y esto siempre y en todo momento perjudica nuestro accionar.

Advertir el cerebro triste o feliz

Advertir de qué manera nos encontramos puede ser un tanto bien difícil. Pues, sin estimar, en ocasiones tenemos la posibilidad de pasar bastante tiempo sin escucharnos. Y ya que la práctica hace al profesor, puede ser bien difícil reajustar nuestras conmuevas. Por ende, debemos ser siendo conscientes de su efecto.

Un cerebro triste es aquel que tiene intranquilidades, siempre y en todo momento está pensando en múltiples cosas pero no concluye nada. La tristeza crea pensamientos vacíos, pausados y errantes. Pensamientos que no procuran resoluciones, sino merodean de un espacio a otro sin rumbo fijo y llenos de incomodidad. El cerebro triste se siente pequeño, agotado, invisible y también inútil. Ve el vaso y lo ve medio vacío, se carga de negatividad y no consigue evocar recuerdos agradables. Con lo que de a poco va olvidando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *