Saltar al contenido
Inicio » Qué pasa si tengo 14 años y mi novio de 17

Qué pasa si tengo 14 años y mi novio de 17

Piénsese, por servirnos de un ejemplo, en una muchacha de catorce años y un chaval de diecisiete que tienen sexo permitido siendo los dos menores, no pasaría nada, en tanto que no hay delito.

Ecuador, 25 de enero de 2022. En 2019 mostramos un escrito de amicus curiae frente a la Corte Constitucional de Ecuador para hacer más simple la emisión de esta sentencia, con lo que saludamos su emisión, en tanto que ayuda a asegurar los derechos de los jovenes y su interés superior en la Sentencia 13-18-CN/21 emitida en el último mes del año de 2021 por este tribunal, sobre la evaluación del permiso de los jovenes en procesos penales por delitos sexuales establece factores judiciales técnico-legales, apuntada a operadores de la administración de justicia juvenil, para valorar el permiso en los procesos penales juveniles instruidos por el delito de violación, en el momento en que se alegue que la relación íntima fue permitida por los dos jovenes.

Causantes de peligro

Entre los componentes de peligro determinados en el estudio están las reglas sociales de género, opiniones socialmente compartidas que validan la desigualdad de género, creaciones recias sobre la masculinidad y la feminidad y legitiman la crueldad por la parte de la pareja íntima. Como testimonió una mujer hondureña de 24 años: “En el momento en que le dije a mi mamá que tenía inconvenientes con mi novio, me mencionó que eso era habitual, que las mujeres debemos soportar”.

Las reglas sociales asimismo desalientan la intervención de otros en el momento en que la pareja vive ocasiones de elevado control o crueldad, lo que ayuda a que la pareja no busque asistencia y se aísle de sus redes de acompañamiento. Otros componentes de peligro determinados son el ingreso con limite a los servicios de salud sexual y reproductiva, las relaciones dispares de poder en la pareja, el aislamiento popular, la carencia de familiares o cuidadores a quienes asistir y haber sufrido crueldad en la niñez.

¿Puede un chaval de 14 años elegir con quién vivir?

La contestación es idéntica a la del apartado previo. Si a los 16 años es habitual no tener el nivel de experiencia de vida conveniente para tomar una resolución tan trascendental para su preciso avance, a los 14 años, por naturaleza, el nivel de madurez es menor, entonces no ha de ser con la capacidad de elegir por sí solo, su pura intención.

Lo idóneo sería tener datos correctos. La asistencia del padre, la madre y el niño a terapia familiar con sicóloga, que dejó la continuidad de su trabajo por por lo menos 6 meses, revela datos de conducta, accionar y contestación a distintas niveles del día a día con el niño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *