Saltar al contenido
Inicio » Qué pasa si un niño de 15 años tiene relaciones

Qué pasa si un niño de 15 años tiene relaciones

Jóvenes entre 14 y 16 años Los jóvenes mayores de 14 años aceptan alguna madurez sexual y compromiso por sus actos. Por ende, los jóvenes de entre 14 y 15 años tienen la posibilidad de tener relaciones íntimas entre ellos. Como es natural, esto solo es aplicable si las dos personas desean llevarlo a cabo de forma voluntaria.

En relación a las últimas novedades que llegan desde Francia, donde el gobierno de Macron acordó fijar en 15 años la edad mínima para el permiso sexual, recordamos varios de los contenidos escritos mucho más leídos de Balaguer Bataller Abogados: ¿Cuál es la edad mínima para comprender una relación íntima como permitida? En Francia, la edad mínima a fin de que un individuo permita en tener relaciones íntimas no está establecida por ley, con lo que, para ocasiones muy afines, corresponde al juez elegir si hablamos de una violación o no. Este vacío legal, que está ocasionando enorme polémica en este país, se resolverá próximamente con la novedosa Ley sobre crueldad machista y sexual que aprobará el Gobierno francés: de esta manera, la edad mínima para permitir una relación íntima va a quedar fijada en 15 años ¿Estado español?

Mireia Balaguer, letrada, enseña que “hoy día y desde julio de 2015, la edad mínima para permitir las relaciones íntimas es de 16 años: hasta el momento se encontraba fijada en los 13”. Esto quiere decir que tener relaciones íntimas con un menor de 16 años se considera un delito «salvo que la gente que sostienen la relación sean de exactamente la misma edad y madurez».

¿Exactamente en qué casos se puede utilizar esta salvedad?

El producto 183.º quater se aplica siempre y cuando se verifiquen los requisitos para su app, o sea, que permanezca libre permiso del menor y que el gobernante sea un individuo cercana al menor por edad y nivel de avance o madurez. No obstante, no puede aplicarse en los presuntos del producto 183.2 del Código Penal, esto es, en las situaciones de abuso y agresión sexual completados con crueldad o intimidación.

En el momento en que los hechos se cometan con crueldad o intimidación, el responsable va a ser sancionado por el delito de agresión sexual a un menor con la pena de cinco a diez años de prisión. Exactamente las mismas penas se aplicarán en el momento en que, a través de crueldad o intimidación, se fuerce a un menor de dieciséis años a entrenar actos de carácter sexual con un tercero o a practicarlos contra sí mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *