Saltar al contenido

Qué raza de perro es la favorita de la reina Isabel

Los corgis de la reina se transformaron en elementos tan indivisibles de su personalidad como su collar de perlas o su bolso. Tras la desaparici√≥n de la monarca, el pasado 8 de septiembre, el valor de su raza preferida alcanz√≥ costes r√©cord en Reino Unido, seg√ļn comunica la agencia de novedades AFP.

Los corgis de la reina fueron a su funeral

El pr√≠ncipe Andr√©s adopt√≥ a los 2 √ļltimos corgis de Isabel II (Fotograf√≠as: Gtres)

Desde ese momento, Isabel II tuvo hasta 30 ejemplares, todos Descendientes de Susana. Era frecuente observarlos con ella en palacio, en el campo e inclusive en retratos oficiales, como el que posó para la portada de la gaceta Vanity Fair o su aparición estelar al lado de James Bond en los Juegos Olímpicos de Londres. Lo mismo ocurrió en 2014 con el estreno de The Crown.

Origen y descripción del Welsh Pembroke Corgi

El Welsh Pembroke Corgi es un perro peque√Īo, que mide entre 25 y 30 cm de longitud y raras veces sobrepasa los 12 kg. Su pelaje es por norma general de longitud media, al paso que el color del pelaje puede cambiar entre colorado, beige, negro y torrado. La raza de perro preferida de Isabel II, reina de Inglaterra, es una parte de la familia del pastor alem√°n y antes que su embajadora real hiciese conocida a esta raza como el animal de compa√Ī√≠a ideal, se utilizaba primordialmente para pastorear vacas, gansos o aun ponis. .

Como su nombre se√Īala, el Welsh Pembroke Corgi es de origen gal√©s. Los especialistas suponen que desciende de peque√Īos perros spitz. Si bien su funci√≥n se limitaba eminentemente a conducir y proteger reba√Īos, ciertos comentan que pese a su peque√Īo tama√Īo, asimismo era valorado por su fuerte car√°cter, lo que le dejaba ser un vigilante seguro. huertas recluidas en el campo gal√©s. Si quiere conseguir mucho m√°s informaci√≥n, realice click en este link de citas de mascotas.

Realeza

El golpe final a la popularidad de este amigo de Pembroke llegó en el siglo XX, en el momento en que la reina Isabel II expresó su fuerte prioridad por esta raza, dedicándose a criarlos en lo personal, realizando él un perro enserio.

Hoy en día, la obsesión de la Reina de Inglaterra por estos caninos no ha cesado. Se conoce, en verdad, que tuvo hasta 8 ejemplares al unísono, y que se dedicó a criarlos para entonces entregárselos a sus familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *