Saltar al contenido
InicioQu茅 se siente cuando alguien te decepciona

Qu茅 se siente cuando alguien te decepciona

La persona decepcionada siente 铆ra, tristeza y enfado hacia el otro. Sentimientos desapacibles que hacen de la decepci贸n un estado emotivamente inc贸modo.

Escrito por: Herm铆nia Gom脿

鈥淓l hombre no puede vivir sin tener una seguridad durable de que hay algo indestructible en s铆, con lo que tanto lo indestructible como la seguridad tienen la posibilidad de mantenerse ocultos para 茅l de manera durable . Franz Kafka

De qu茅 forma encararlo

Ciertas claves a tomar en consideraci贸n para enfrentar estos estados de decepci贸n son:

  • No te hagas ilusiones bastante para otros. Es esencial intentar ver y admitir a el resto personas como son y no como te agradar铆a que fuesen, esto es, admitir tu individualidad y independencia personal.
  • Comprender que el otro no es ni ha de ser como t煤 deseas, ni es misi贸n del otro realizar las esperanzas que te has construido.
  • Admite que el resto no son ni se comportan siempre como t煤, sino m谩s bien seg煤n su planeta de valores, opiniones, principios y vivencias.
  • En el momento de crear esperanzas y anticiparse a los hechos, es requisito entender distinguir los puntos que dependen de ti y los que no, centrarte y trabajar en los primeros. Asimismo con relaci贸n a los segundos, es esencial admitir que tienen la posibilidad de acontecer o no.
  • Detectar y encauzar las conmuevas que brotan a consecuencia de las defraudes o desazones vividos. Es habitual y leg铆timo sentir tristeza, furia y frustraci贸n, pero cada uno de ellos debe estudiar a encauzar estas conmuevas.
  • En ciertos casos puede ser 煤til charlar de estos sentimientos con alguien de seguridad que logre contribuir a contrastar y relativizar la situaci贸n. Y, si es viable, y si piensas que puede ser bueno, asimismo es conveniente comunicar estos pensamientos sobre la situaci贸n constru铆da y los sentimientos conformados con la persona que provoc贸 la decepci贸n.
  • Aprende a perdonar ahora liberarte de las malas intenciones para no caer en el rencor y el rencor, que acostumbran a dejar atascada a la persona.
  • Regresar a confiar y arrimarse a el resto, si bien en ocasiones es precisa una separaci贸n anterior para administrar lo sucedido y poder enfrentar futuras relaciones y ocasiones sociales con 谩nimo nuevo.

驴Qu茅 es el enga帽o?

Es una emoci贸n mucho m谩s dolorosa que cualquier otra y hace aparici贸n en el momento en que un individuo no se ajusta a las esperanzas que edificamos sobre ella. Est谩 relacionado con el accionar que tuvo la persona o con alguna situaci贸n que se present贸. La decepci贸n es probablemente el sentimiento mucho m谩s puro y tambi茅n profundo que puede padecer un humano.

Esta decepci贸n se genera en el momento en que aguardamos algo espec铆ficamente y en el momento en que se cumple, esa expectativa se cumple o no, pero de una manera diferente a la que aguard谩bamos.

驴Qu茅 es el enga帽o?

Los estudiosos describen la decepci贸n como una emoci贸n, una manera de tristeza, tal como una sensaci贸n de p茅rdida, una brecha inc贸moda o dolorosa entre nuestras esperanzas y la verdad.

En el momento en que pensamos que hay algo que debemos tener para sentirnos contentos y satisfechos, la decepci贸n es muy simple. M谩s all谩 de que son desapacibles, nuestras vivencias de decepci贸n nos ofrecen informaci贸n importante sobre nuestras opiniones sobre nosotros, otra gente y lo que nos hace realmente contentos.

Decepci贸n que fatiga y duele

Hay hechos, datos, expresiones y actos que nos abren los ojos y nos detallan, con determinado encontronazo, que un individuo no era lo que aguard谩bamos.

  • Lo mucho m谩s posible es que jam谩s haya sido como cre铆amos pues, como ahora hemos se帽alado, el cari帽o tiende a idealizar el car谩cter de la gente.
  • El cari帽o jam谩s hay que prestar con los ojos cerrados. Lo m谩s dif铆cil de todo lo mencionado es que, en lo que a conmuevas tiene relaci贸n, ahora nos encontramos accediendo en un lote en el que es realmente dif铆cil supervisar lo que sentimos.
  • Tenemos la posibilidad de admitir una decepci贸n, tenemos la posibilidad de perdonar un fallo e inclusive cinco. No obstante, en el instante en que se genera una reca铆da, con independencia del mal provocado, indudablemente nos encontramos obligados a tomar una resoluci贸n.