Saltar al contenido

Quién te humilla Dios lo exalta

Lectura del Santurrón Evangelio según San Lucas (14,1.7-11): Pues todo el que se ensalza va a ser humillado, y el que se veja va a ser ensalzado.»

«Bien hecho -Bendito son los que se ocupan de la paz, pues van a ser llamados hijos de Dios” (Mateo 5, 9)

Jesús nos trajo la paz con su nacimiento, las guerras y las luchas por el poder de su tiempo, que dañaron más que nada la vida de la gente.

EL QUE SE HUMILLA SERÁ EXALTADO» (Mateo 23:12b)

En el momento en que llegue el instante de caminar con seguridad a fin de que «el foco» cumpla el papel que Dios le dió, intente rememorar que no hay sitio para la vanagloria o la intención. Este es el instante de:

(a) Liberarse de todos y cada uno de los permisos secundarios que jugó y con los que se encontraba contento.

Otra parábola sobre los que se humillan y los que se exaltan

Si profundizamos un tanto mucho más en la Biblia vamos a encontrar mucho más contenidos escritos que charlan del mismo tema. En Lucas 18,9-14, Jesús cuenta esta parábola a unas personas que confiaban en su juicio de justicia y desdeñaban a el resto:

En una ocasión 2 personas subieron a un templo a rezar, uno era un publicano y el otro fariseo.

«EL QUE SE ENGRANDE SERÁ HUMILDE, Y EL QUE SE HUMILLE SERÁ ENGRANDADO» (LC 14, 7-

Un sábado, entró en la casa de uno de los más importantes fariseos para comer y espiarle. Mientras que los convidados escogían los primeros sitios, les ha dicho una parábola: «En el momento en que os inviten a una boda, no les sentéis en el primer sitio, no vaya a ser que alguien mayor que nosotros no sea invitado; y el viene el que te invitó, y el otro, y afirma: «Dad sitio a este. Entonces, avergonzándoos, tomaréis el último rincón. Al contrario, en el momento en que sois convidados, id y sentaos en el sitio mucho más bajo, a fin de que en el momento en que el uno que te llega invitado, te afirma: “Amigo, sube mucho más prominente. Entonces te vas a ver realmente bien enfrente de todos y cada uno de los comensales. Pues todo el que se ensalza, va a ser humillado; y el que se veja, va a ser ensalzado.”

Y ha dicho al que lo había invitado: «En el momento en que des una comida o una comida, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a sus familiares o vecinos adinerados; pues te corresponderán invitándote y te van a pagar. En el momento en que des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los cojos y a los ciegos; y vas a ser bienaventurado, pues no te tienen la posibilidad de abonar; ellos te recompensarán en la resurrección de los justos.”

9 comentarios en «Quién te humilla Dios lo exalta»

    1. No necesitamos amor propio, necesitamos humildad y reconocer que no somos el centro del universo. Dios nos exalta cuando somos humildes y servimos a los demás, no cuando nos enfocamos en nosotros mismos.

  1. ¡Vaya, vaya! Parece que se armó un debate interesante sobre el tema de la humildad y la exaltación. ¿Quién tiene la razón? ¿Será que Dios realmente exalta a quienes son humillados? ¡Déjenme sus opiniones! 🤔🙏🏼 #DebateEspiritual #OpinionesDivinas

    1. Totalmente de acuerdo contigo. La humildad es fundamental para aprender de los demás y mejorar como personas. Pero también creo que la ambición y la confianza en uno mismo son necesarias para alcanzar el éxito. ¿Qué piensan ustedes?

  2. ¡Vaya, vaya! Quién diría que la humildad y la exaltación podrían generar tanto debate. ¿Qué opináis vosotros? ¿Estáis a favor de ser humildes para ser exaltados o preferís engrandeceros? 🤔 #OpinionesLocas

  3. ¡No entiendo por qué hay tanta discusión sobre quién se humilla y quién se exalta! ¡Cada uno tiene su propia perspectiva! ¿Y ustedes qué opinan?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *